El Cermi de Baleares denuncia la "falta de accesibilidad en el sector turístico"

Cermi-Illes Balears
CERMI
Actualizado 03/12/2017 15:49:46 CET

PALMA DE MALLORCA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) de Baleares ha denunciado la "falta de accesibilidad en el sector turístico" ya que "la planta hotelera no cumple en términos generales los criterios de accesibilidad establecidos en la legislación vigente".

De este modo, desde el comité han expresado que "es imprescindible que todas las instalaciones turísticas se adapten a la Ley de Accesibilidad" y han pedido que se tenga en cuenta "el valor de ser un destino turístico accesible".

Así se ha mostrado el Cermi durante la acción simbólica que han organizado este domingo en el Parque del Mar en motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, donde han participado representantes de este colectivo y la consellera de Servicios Sociales y Cooperación, Fina Santiago.

En el transcurso de este acto, el presidente del Cermi de Baleares, Guillem Febrer, ha leído el manifiesto con las reivindicaciones de este colectivo tanto a nivel estatal como autonómico.

Además, ha recordado que este lunes es la fecha límite fijada en todo el Estado para hacer realidad la plena accesibilidad, "objetivo que no se ha logrado y que se traducirá en una estrategia activa de movilización por parte del Cermi para reclamar soluciones", ha explicado Febrer.

Así, otros puntos que también se han reivindicado han sido la "necesidad urgente de desarrollar los reglamentos pertinentes para poder ejecutar los preceptos previstos en la nueva Ley de Accesibilidad Universal de las Islas", "la introducción de la lectura fácil en la documentación y cartelería", así como la "implementación de todos aquellos aspectos relacionados con la accesibilidad para personas con discapacidad visual y auditiva", entre otros.

En esta línea, desde el Cermi han pedido que se ponga en funcionamiento una oficina técnica de accesibilidad en cada isla para poder canalizar el trabajo y conseguir la ayuda necesaria para la eliminación de "las barreras arquitectónicas y comunicativas". Esto permitiría disponer de un espacio real de consulta, asesoría y revisión de proyectos para encaminar y hacer difusión de la accesibilidad universal a todos los municipios.

Por último, este colectivo está integrado por un total de 62 entidades con 1.800 profesionales y 600 voluntarios que trabajan con más de 8.000 personas con discapacidad.