Publicado 24/02/2021 16:35CET

Ciudadanos subraya en el Consell que las ayudas son "importantes, pero las empresas necesitan certezas"

La portavoz de Ciudadanos en el Consell de Mallorca, Beatriz Camiña.
La portavoz de Ciudadanos en el Consell de Mallorca, Beatriz Camiña. - CIUDADANOS

PALMA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Ciudadanos en el Consell de Mallorca, Beatriz Camiña, ha subrayado, durante el pleno extraordinario de liquidación de presupuesto celebrado por la institución insular, que "las ayudas son importantes, pero lo que las empresas y los autónomos necesitan son más certezas".

En una nota de prensa, Camiña ha resaltado este miércoles que las empresas y autónomos necesitan "una mayor coordinación entre las distintas administraciones públicas para afrontar la profunda crisis que atraviesa la isla".

"Podríamos dedicar todos los remanentes de 2020 que hemos incorporado al Presupuesto de 2021 a ofrecer ayudas a las personas y los sectores afectados por la crisis, pero lo que necesitan es saber cuándo van a poder volver a trabajar o cuándo van a poder sacar a sus empleados de los ERTE", ha apuntado Camiña.

En ese sentido, la política de Cs ha señalado que "hay que dejar de improvisar y empezar a planificar". "Lo que necesita nuestra sociedad es una hoja de ruta clara que permita, por ejemplo, que el aumento en las reservas del Reino Unido hacia Mallorca pueda materializarse y poder así reactivar el tejido económico de la isla", ha dicho.

Por ello, Camiña ha instado al equipo de gobierno del Consell a coordinarse con el Govern y con el Gobierno para ofrecer soluciones a la ciudadanía, "para que no vuelva a pasar que la presidenta Armengol vaya a Madrid y vuelva de vacío, sino que cuando vaya, vuelva con un respaldo decidido a Mallorca".

Finalmente, la portavoz de la formación naranja ha mostrado su "preocupación" por cómo puede afectar al Presupuesto del Consell una nueva sentencia en contra de la institución insular relativa al rescate del Túnel de Sóller, "porque no sabemos qué proyectos se dejarían de hacer si finalmente hay que pagar los 13,5 millones adicionales que reclama la empresa concesionaria".