Consell.- El Govern concederá premios a los funcionarios más eficientes y a los que hagan buenas sugerencias

Actualizado 31/08/2007 16:47:22 CET

Esta medida se recoge en el II Plan de Calidad, que se aplicará a partir de 2008

PALMA DE MALLORCA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consell de Govern aprobó hoy los fundamentos y principios básicos del II Plan Estratégico de Calidad de la Administración autonómica, una herramienta dirigida a mejorar la gestión de los diferentes departamentos del Ejecutivo a través del impulso de varias medidas como la de premiar de algún modo las sugerencias que los propios funcionarios realicen con el objetivo de conseguir una mayor eficacia en los servicios públicos.

Según explicó en rueda de prensa posterior el conseller de Presidencia, Albert Moragues, este plan contempla la creación de una serie de órganos que se encargarán de evaluar y reorientar las prácticas que se llevan a cabo en los distintos departamentos. Una Comisión Interdepartamental será la que controle el desarrollo del Plan y vele por el cumplimiento de los objetivos.

Tanto este órgano como los otros dos previstos --un Grupo de Trabajo del Sistema Integral de Información y Atención a la Ciudadanía y un Grupo Técnico de Calidad-- estarán constituidos y en funcionamiento en el plazo de un mes, aseguró Moragues, para poder tener la redacción definitiva del plan antes de final de año y empezar 2008 con la norma en vigor y en pleno proceso de aplicación.

El principal objetivo del Govern, explicó el conseller, es "modernizar el funcionamiento de la Administración autonómica y conseguir una gestión eficaz y eficiente, más participativa interna y externamente, enfocando la dirección de los servicios públicos hacia la satisfacción de las expectativas de los ciudadanos".

Con este fin, el plan establece como principio básico la necesidad de que los responsables de las áreas de gestión "escuchen sistemáticamente la voz de la ciudadanía por así poder conocer de primera mano las necesidades y poderlas tener en cuenta" a la hora de diseñar políticas.

Así, los responsables deberán nutrirse de las sugerencias que realicen los ciudadanos --a través de buzones on-line o de oficinas presenciales-- y también de las aportaciones de los propios funcionarios. Se creará el Premio de Buenas Prácticas Públicas, para aquellos trabajadores más eficientes, y el Premio de Sugerencias de los Empleados Públicos. "Aún está por definir qué compensación tendrán los premios", aclaró el conseller.

La Comisión Interdepartamental de Calidad estará adscrita a la Conselleria de Presidencia y será presidida por su titular, en este caso el propio Moragues. El vicepresidente será el director general de Calidad de Servicios, Fernando Monar. En cuanto al resto de Consellerias, estarán representadas por un director general o un secretario general.

Moragues señaló que la Dirección General ocupada por Monar será el paraguas que abarcará y coordinará todo el trabajo que se vaya haciendo en el resto de departamentos, de modo que los esfuerzos de un área puedan beneficiar también al resto. "Determinados servicios de la Comunidad en contacto directo con los ciudadanos, como el IB-Salut, han aplicado muchas fórmulas para mejorar su funcionamiento y éstas deben servir también al resto, aunque las especificidades exigirán medidas diferentes", comentó.

Otro de los instrumentos de los que se servirá el Govern para asegurar una evolución positiva real serán las cartas de compromisos de mejora de gestión, una serie de objetivos que se fijará cada departamento --inicialmente será voluntario--. También se servirán de las experiencias impulsadas por el anterior Govern del Pacte, que puso en marcha el primer Plan de Calidad, y por las iniciativas desarrolladas por el Ejecutivo del PP y en otras Comunidades.