Publicado 10/04/2014 15:03CET

El Consell de Mallorca aprueba la congelación de la tarifa de tratamiento de residuos sólidos urbanos para 2014

PALMA DE MALLORCA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Consell de Mallorca ha aprobado la tarifa de tratamiento de residuos sólidos urbanos ( RSU ) de 2014, que queda fijada en 131,36 euros por tonelada, de forma que la tarifa no experimenta así ningún incremento respecto al año pasado, y queda congelada por tercer año consecutivo, incluso unos céntimos por debajo de la actual.

En este sentido, la consellera de Medio Ambiente, Catalina Soler, ha destacado la "gran labor" llevada a cabo por el departamento, que ha supuesto el estudio exhaustivo de la tarifa, para abaratar los costes y encontrar soluciones para evitar que los ciudadanos tengan que pagar más impuestos.

Según ha explicado la consellera, esto ha sido posible gracias a la introducción de nuevas medidas de gestión. Entre ellas, Soler ha detallado los ingresos extraordinarios sobre la tarifa que supondrá el cobro de los lodos que generan las depuradoras y que, hasta ahora, no pagaban por su tratamiento, a pesar de estar previsto en el Plan Director de Residuos.

La aplicación de esta medida supondrá 18 millones de euros de ingresos en la tarifa y permitirá contener el precio.

Soler ha apuntado también a la importación de combustible sólido recuperado como uno de los factores que harán posible la congelación, con un ingreso extraordinario de 6,3 millones de euros, así como la amortización progresiva del déficit tarifario, 38 millones de euros, de los cuales 5 se incluyen en la tarifa de este año, mientras que el resto se liquidará anualmente hasta el 2041.

"PONER EL CONTADOR A CERO"

Así, ha destacado que esto supondría "poner el contador a cero", una situación que no se había producido hasta ahora, según ha detallado la consellera que ha reiterado, igualmente, el esfuerzo del departamento y ha explicado que se han llevado a cabo todos los pasos necesarios y los informes pertinentes para aprobar una tarifa "precisa y muy bien estudiada".

Por útlimo, la consellera también ha indicado que las negociaciones con TIRME, concesionaria del servicio , han abierto las puertas a nuevas vías de gestión, al tiempo que ha recordado la reducción de los costes fijos de 9 millones de euros, que ya no se volverán a aplicar los próximos años.

Asimismo, ha anunciado la revisión del contrato con TIRME, para actualizarlo y de establecer nuevos criterios que garanticen una mejor gestión en esta materia. Este punto se tratará en la próxima Mesa de Residuos, donde participan todos los grupos políticos del Consell de Mallorca, así como asociaciones ecologistas, la concesionaria TIRME, y entidades y organismos relacionados con el sector, y que se reunirá el próximo jueves 24 de abril.

Cabe recordar que esta mesa se constituyó esta legislatura para garantizar el consenso y la transparencia en la gestión de los residuos de Mallorca.