El Copib pide "desterrar mitos" como el de que si se habla de suicidio "se produce un efecto llamada"

Actualizado 10/10/2019 11:21:50 CET
La vocal de Psicología Clínica del COPIB, Mariona Fuster.
La vocal de Psicología Clínica del COPIB, Mariona Fuster. - COPIB - Archivo

Apuestan por realizar más acciones de carácter formativo e informativo

Destacan "la importancia" del entorno psicosocial para prevenir el suicidio

PALMA DE MALLORCA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Col·legi Oficial de Psicologia (Copib) ha destacado este jueves, 10 de octubre, con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental, "la importancia" del entorno psicosocial "como factor protector para prevenir el suicidio" y, entre otras consideraciones, ha instado a "desterrar mitos" como el que asegura que si se habla de suicidio "se produce un efecto llamada".

En un comunicado, los profesionales de la Psicología de las Islas afirman que la presencia, apoyo y comprensión de familiares, amigos y allegados pueden ser decisivos para que una persona con ideas suicidas no tome una decisión drástica y "conecte con la vida".

Por esto, apuestan por incorporar a las estrategias de actuación para la prevención del suicidio previstas en el Plan de Salud Mental de Baleares "más acciones de carácter formativo e informativo" que permitan "concienciar y sensibilizar" a la ciudadanía sobre "esta problemática y cómo su implicación y su forma de actuar pueden ser clave para salvar vidas".

Bajo el lema 'Conect@ con la vida', la OMS y organizaciones como la Confederación de Salud Mental España vuelvan a poner el foco en la problemática del suicidio en el Día Mundial de la Salud Mental, para concienciar de la magnitud de este problema.

En este sentido, el COPIB pone énfasis en "la importancia de favorecer un entorno psicosocial sensibilizado". La vocal de Psicología Clínica del COPIB, Mariona Fuster, ha señalado que "es muy importante que la sociedad sepa que nuestro grado de implicación personal es fundamental para prevenir el suicido".

"Sabemos que el apoyo social es un factor protector en cualquier proceso de enfermedad y trastorno mental y lo es todavía más en personas con riesgo de suicidio", ha remarcado.

Para la vocal trabajar en la "desestigmatización" de la enfermedad mental es otro factor indispensable porque "el padecimiento secundario que responde a los prejuicios del entorno y a la falta de sensibilización" sobre el suicidio y las enfermedades mentales en general "conduce al aislamiento de las personas afectadas".

Por supuesto, "también hay que desterrar mitos como el de que si se habla de suicidio se produce un efecto llamada y aumenta el riesgo de comportamiento autolítico". "El silencio, ocultar el suicidio, contribuye a que persista el estigma e impide que las personas que sufren directa o indirectamente sus consecuencias verbalicen sus sentimientos y puedan recibir la atención adecuada", señala.

Por todo ello, el colegio defiende la necesidad de promover más acciones orientadas a la prevención psicosocial de la conducta suicida, al mismo tiempo que se desarrollan nuevas propuestas de intervención y de formación de los profesionales de la salud en la detección, manejo inicial de las personas con riesgo suicida y su derivación a los servicios especializados.

Asimismo insiste en la necesidad de mejorar la intervención en el ámbito sanitario, dotando de profesionales de la psicología al servicio de atención primaria para que puedan atender las necesidades inmediatas de las personas que puedan acudir buscando ayuda a ese nivel, y sobre todo trabajar en la sensibilización ciudadana, para erradicar tabús y destruir falsos mitos que existen entorno al suicidio.

Contador