Actualizado 23/09/2015 17:41 CET

Dos acusados niegan haber pintado "Bauzá nazi" y "asesino" en la fachada de su farmacia

José Ramón Bauzá
EUROPA PRESS

La Fiscalía reclama una multa de 4.320 euros para cada uno por injurias graves a funcionario público

PALMA DE MALLORCA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los dos jóvenes que este miércoles se han sentado en el banquillo acusados de pintar "Bauzá nazi", "asesino" y "PP nazis, ¡fuera!" en la fachada de la farmacia que el expresidente del Govern José Ramón Bauzá posee en el núcleo mallorquín de Marratxí, han negado ser los autores de estos hechos y han asegurado que no se encontraban allí en el momento en que tuvieron lugar.

En concreto, la Fiscalía reclama una multa de 4.320 euros para cada uno de ellos, Carlos J.R., de 20 años, y Sonia Lorena M.S., de 36, por un delito de injurias graves a funcionario público y con publicidad. Mientras, la defensa de los inculpados, ejercida por el abogado Carlos Peleteiro, ha solicitado la libre absolución de sus patrocinados por cuanto sostiene que no hay pruebas directas de que efectivamente éstos se hallaban en el lugar de los hechos.

De hecho, el letrado ha recalcado durante la exposición de los informes finales que se desconoce quiénes pudieron haber realizado las pintadas, aseverando por tanto que las acusaciones contra sus defendidos están basadas en meras conjeturas.

El abogado ha recriminado además los métodos utilizados en su día por la Guardia Civil para localizar a los supuestos autores. Peleteiro ha manifestado finalmente, para el caso de que la jueza considere que ambos acusados son responsables de los hechos, que expresiones como las vertidas a través de las pintadas están amparadas por el derecho a la libertad de expresión.

Durante su declaración en el juicio, celebrado en el Juzgado de lo Penal número 5 de Palma, los acusados han asegurado de forma tajante que no fueron ellos quienes pintaron con spray en la fachada de la farmacia, como tampoco saben quiénes pudieron ser los responsables.

Asimismo, han manifestado no sentirse identificados con las personas que aparecen en las imágenes tomadas mientras se realizaban las pintadas.

Según la Fiscalía, los "actos vandálicos" objeto de juicio tuvieron lugar en diversas fechas de 2012, 2013 y 2014. Los desperdicios fueron peritados en un total de 520 euros.

El Ministerio Fiscal reclama que los acusados indemnicen por ello con esta cantidad al representante legal de la farmacia por los desperfectos ocasionados. Por otra parte, la acusación ha retirado las cinco faltas de deslucimiento de inmuebles que pesaban sobre ellos al haber sido éstas eliminadas del nuevo Código Penal.