La EBAP ofrecerá a partir de marzo formación específica en la nueva Ley del Voluntariado

Publicado 03/12/2019 14:45:07CET

PALMA DE MALLORCA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los empleados públicos de la administración de la comunidad podrán realizar, a partir del próximo mes de marzo, una serie de acciones formativas en la Escuela Balear de Administración Pública (EBAP) sobre las novedades introducidas por la Ley del Voluntariado aprobada en marzo.

Según ha informado un comunicado la Conselleria de Administraciones Públicas y Modernización, la Dirección General de Participación y Voluntariado ha anunciado este martes esta iniciativa conjunta que se enmarca dentro de las acciones puestas en marcha con motivo de la celebración el próximo jueves del Día Internacional del Voluntariado, cuando tendrá lugar la gala de entrega de los primeros Premios Voluntariado de Baleares.

La consellera del ramo, Isabel Castro, ha puesto en valor los beneficios de contar bajo una misma Conselleria con la EBAP y con la Dirección General de Participación y Voluntariado puesto que permite unas sinergias que, según ha indicado, "aportan un gran valor añadido".

Por su parte, la directora general de Participación y Voluntariado, Maria Amengual, ha indicado que los cursos que se pondrán al alcance del personal público, en principio autonómico y más adelante también de otras administraciones, se centrarán en aclarar las necesidades concretas que implica para las administraciones públicas el desarrollo de la Ley 11/2019 de voluntariado de Baleares.

En este sentido, ha destacado la importancia de trabajar conjuntamente para adaptar el funcionamiento de las administraciones a los retos que se plantean desde la nueva normativa.

Así, ha citado como novedad más relevante el nuevo papel de la administración pública en la gestión de las iniciativas de voluntariado, puesto que según indica la ley, ésta debe desviar cualquier acción de este tipo a través de las entidades del voluntariado, pasando a tener un papel de promotora de la red social y evitando actuaciones organizadas desde las propias administraciones.

El objetivo de estos cambios es garantizar la calidad de cualquier acción de voluntariado que se dé en las Islas y, además, trasladar el protagonismo del voluntariado a las entidades. Asimismo, las administraciones deben comprometerse a apoyarlas para que puedan desarrollar su tarea.

Otras de las novedades son el refuerzo de la figura del Foro Balear del Voluntariado como órgano autonómico colegiado de consulta; la identificación concreta de los ámbitos de actuación del voluntariado, ampliando la visión y haciendo incidencia en su transversalidad; la regulación de los derechos y deberes de las personas a las que se dirige la acción voluntaria; la ampliación de la posibilidad de hacer voluntariado a menores, con discapacidad o dependientes; y el nuevo papel de las universidades, empresas y administraciones como promotores del voluntariado desde sus ámbitos respectivos.

Contador

Para leer más