Publicado 07/01/2022 10:38CET

Finaliza el seguimiento de las aves del Parque Natural de Es Trenc con 44 ejemplares marcados

Archivo - Un ejemplar de avoceta común.
Archivo - Un ejemplar de avoceta común. - CAIB - Archivo

PALMA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El personal del Parc natural Es Trenc-Salobrar de Campos ha finalizado el seguimiento ornitológico anual previsto desde este año hasta el 2023 en el marco del Proyecto de recuperación de hábitats y ordenación del uso público del parque natural financiado por el Impuesto de Turismo Sostenible, para incrementar el conocimiento de las especies que viven y se reproducen en el lugar.

En una nota de prensa, la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio ha explicado este viernes que una de las tareas ejecutadas ha sido el marcaje de las especies avoceta común (Recurvirostra avosetta) y cigüeñela común (Himantopus himantopus), que tienen una población nidificante abundante en el parque.

La señal del dispositivo GPS ha demostrado la vinculación de los ejemplares entre la zona húmeda del parque y el Estany de Ses Gambes. Además, también se ha visto un vínculo entre el Parc natural Es Trenc y la Albufera de Mallorca.

El marcaje de estos ejemplares tiene por objetivo saber qué uso hacen del espacio del parque y qué movimientos migratorios efectúan, así como saber donde pasan el invierno fuera de la temporada de cría.

El objetivo del seguimiento de avifauna es saber como determinadas especies utilizan el espacio del parque, cuál es la abundancia de las aves más comunes, y realizar una cartografía de aves que nidifiquen. Toda esta información será de utilidad de cara a mejorar las acciones de gestión y conservación que se desarrollen en el espacio natural protegido.

Para el estudio del periodo reproductor de las aves se han anillado, desde abril hasta julio, 44 ejemplares de 13 especies diferentes, la mayoría curruca cabecinegra (Curruca melanocephala) y tarabilla común (Saxicola rubicola), a pesar de que también se han capturado petirrojos europeos (Erithacus rubecula), verderón común (Chloris chloris) y pardillo común (Linaria cannabina), entre otros.

Para hacerlo, se ha instalado una estación de esfuerzo constante (EEC) en el norte de la zona húmeda que se encuentra entre zonas de cultivo y zonas de influencia de la zona húmeda con plantas asociadas a este hábitat como taraje y salicornia.

Se trata de una zona con buena población de pájaros hibernantes y con características favorables para la época de nidificación. Una vez acabado el periodo de cría se ha cambiado el emplazamiento de la estación a 150 metros de la zona húmeda, en una zona de mosaico agrícola y forestal. La estación permite conocer y anillar las especies presentes y nidificantes en el parque natural.

El control de avifauna también prevé el seguimiento de aves comunes mediante transectos. La especie con mayor número de ejemplares observados durante la realización de los censos ha sido el flamenco (Phoenicopterus roseus), una de las especies emblemáticas del Parque con un total de 1.384 ejemplares, seguida del tarro blanco, avoceta común y la golondrina común.

En el marco de estos trabajos, también se ha iniciado el trabajo de campo para la elaboración de una cartografía de las aves nidificantes. Por eso se hacen dos visitas el año a cada una de las cuadrículas con las cuales se han dividido las 1.441 hectáreas que ocupan el parque natural. Durante el 2021 se han encontrado la reproducción de 45 especies diferentes.

El seguimiento del avifauna se enmarca en el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del parque, que tiene por objetivo promover el seguimiento de hábitats y especies para evaluar y orientar la gestión del espacio natural, así como las tareas de investigación científica a la zona para profundizar en el conocimiento de los valores ambientales y paisajísticos, con un interés especial en las relativas a la conservación y la gestión de la natura. El contrato está estructurado en tres bloques y está previsto que las tareas acaben durante el primer trimestre de 2023.

Contador

Para leer más