Publicado 23/03/2021 14:34CET

Finalizan las obras de conexión entre las urbanizaciones de Palma y Marratxí separadas por el Torrent Gros

Aspecto final del proyecto del Torrent Gros.
Aspecto final del proyecto del Torrent Gros. - CONSELL

La presidenta del Consell, Catalina Cladera, y los alcaldes de Palma y Marratxí han visitado el fin de obra

PALMA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las obras de conexión entre las urbanizaciones de Palma y Marratxí separadas por el Torrent Gros proyectadas en la carretera vieja de Bunyola (Ma-2031) han finalizado.

Según ha informado el Consell este martes en una nota de prensa, la presidenta Catalina Cladera, acompañada por el conseller insular de Movilidad e Infraestructuras, Iván Sevillano, el alcalde de Palma, José Hila, y el de Marratxí, Miquel Cabot, han visitado el fin de obra del Torrent Gros proyectada en la carretera Vieja de Bunyola, entre los términos municipales de Palma y Marratxí.

El proyecto, iniciado en febrero del pasado año 2020, ha supuesto la adecuación del paso sobre el torrente y de las conexiones de la carretera con el camino de sa Fita y con el camino de Sa Cabana.

En concreto, las obras han consistido en ejecutar la estructura de un puente que conecta las barriadas de Palma y Marratxí separadas por el torrente y en mejorar y ampliar la sección de carretera existente a dos carriles de 3,5 metros y arcenes de 1,5 metros de ancho así como en construir un vial para bicis de 2,5 metros y otro para peatones también de 2,5 metros.

La presidenta del Consell ha destacado que "con esta intervención tan esperada no sólo se mejora la fluidez y la conexión de los dos municipios, sino que también se aprovecha el nuevo trazado para mejorar la seguridad vial, tanto para los vehículos como para los peatones y ciclistas, separando el tráfico rodado y haciendo más seguras las aceras e intersecciones". "Los vecinos de estas barriadas deben poder ir seguros", ha señalado.

Además, el proyecto ha generado dos zonas verdes. En concreto "se han incluido más de 170 árboles y 3.400 especies arbustivas", ha hecho hincapié el conseller insular Iván Sevillano, quien también ha enfatizado que desde el Departamento de Movilidad e Infraestructuras "se prioriza al peatón y al ciclista por encima del uso del vehículo y este es un ejemplo claro".

Asimismo, ha detallado el responsable de infraestructuras del Consell, "con este proyecto además mejorar la conexión entre Palma y Marratxí, también se amplía la capacidad hidráulica del torrente para prevenir posibles inundaciones, ante lluvias torrenciales, en una zona tan poblada".

Las actuaciones se han completado con la construcción de una rotonda en la intersección con el vial de acceso a las urbanizaciones de Son Macià y Nova Cabana, que sustituye al anterior cruce, y con la ejecución de una intersección en 'T' con el camino de sa Fita, que proporciona acceso a Can Buc. Además, se ha instalado alumbrado de bajo consumo tanto en estos ramales como en la rotonda nueva y en la zona habilitada para vehículos no motorizados.

Tanto el alcalde de Palma como el de Marratxí han subrayado "el buen entendimiento y la colaboración con la institución insular", que ha permitido dar respuesta a "una reivindicación histórica que permitirá a los vecinos de los dos municipios moverse con seguridad y naturalidad", ha dicho Hila. El proyecto ha tenido un coste de 1,9 millones de euros.

Contador

Para leer más