El GOB pide que se paralice la autorización de la planta de hormigón en Son Güells

Publicado 16/01/2020 12:23:41CET

Los ecologistas informan de que han detectado "graves errores y omisiones" en el informe técnico de impacto ambiental

PALMA DE MALLORCA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Grup Balear d'Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (GOB) ha pedido este jueves que se paralice la tramitación de la autorización de la planta de hormigón ante el parque de viviendas de Son Güells y advierten de que han detectado "graves errores y omisiones" en el informe técnico de impacto ambiental realizado.

Desde el GOB han tenido constancia del expediente abierto relativo a la solicitud de permiso de instalación y obras con evaluación de impacto ambiental de una planta de dosificación para la preparación de hormigón ubicada en la calle Marie Béhen.

Según explican los ecologistas, el proyecto se ubica en un suelo urbano calificado como suelo industrial y está situado en las inmediaciones de la urbanización de Son Güells, la residencia y centro de día Son Güells, el Estadio Balear, el polideportivo municipal Germans Escales y el colegio Sant Josep Obrer.

El GOB asegura que tiene constancia de que el proyecto cuenta con un informe favorable que los técnicos de la Comisión Balear de Medio Ambiente elevaron al Pleno de la Comisión. Sin embargo, han detectado "un error grave" en la consideración de la ubicación del proyecto, ya que "constantemente" se hace referencia a la ubicación de la parcela industrial como si ésta estuviera dentro del Polígono de Son Morro, cuando "no es cierto en absoluto".

Tal como explican, esta parcela industrial es una parcela única situada en un entorno de suelo urbano con calificaciones de residencial, equipamientos, espacios libre público y servicio que "en absoluto se encuentra dentro del polígono industrial de Son Morro". "Es más, hay un desconocimiento tal de su ubicación que incluso la ubicación catastral que se da en el informe es incorrecto", dicen.

Asimismo, indican que la valoración técnica del proyecto no hace referencia a la proximidad de las casas de Son Güells y aunque sí menta a la residencia y centro de día, "minimiza" la incompatibilidad de ambas actividades a pesar de que es un centro para personas con discapacidad física y/o enfermedad neurodegenerativa.

Entre otros asuntos, los ecologistas también indican que el proyecto se encuentra en una zona potencialmente inundable y que el informe no tiene en cuenta la incidencia en el cambio climático.

Por todo ello, desde el GOB solicitan al Ayuntamiento de Palma que suspenda la tramitación del actual proyecto y, en todo caso, se inicie de nuevo un periodo de exposición pública.

En cualquier caso, consideran que debido a "los errores graves y omisiones" en el proceso de valoración técnica de impacto ambiental, el Ayuntamiento debe suspender el actual proyecto para dar un plazo nuevo a la Comisión Balear de Medio Ambiente para subsanar las deficiencias en la valoración técnica.

Contador