Publicado 18/06/2021 14:08CET

El Govern destina 162.500 euros a dos puntos de recarga eléctrica para vehículos en Pollença

Nuevos puntos de recarga eléctrica para vehículos en Pollença.
Nuevos puntos de recarga eléctrica para vehículos en Pollença. - CAIB

PALMA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática ha informado este viernes de la inversión de 162.500 euros a los proyectos de dos puntos dobles de recarga con pérgola fotovoltaica que generarán un total de 99 kWp cada uno y que están situados en el parking del polideportivo del Pollença.

En una nota de prensa, la Conselleria ha explicado que estos proyectos han tenido un coste de 240.861 euros cada uno, de los que 162.500 euros han sido financiados por el Govern a través de un proyecto del impuesto de turismo sostenible.

Los dos proyectos se ubican en el aparcamiento del polideportivo, uno ha recibido la cofinanciación del Ayuntamiento de Pollença y el otro de la Empresa Municipal de Servicios. Estas instalaciones ofrecerán la posibilidad de cargar hasta ocho vehículos a la vez, la energía producida por las placas fotovoltaicas servirá para dar servicio a los puntos de carga y el excedente servirá para abastecer al polideportivo y a otros edificios municipales.

Esta línea de ayudas para fomentar la instalación de nuevos puntos de carga llega a subvencionar el 100% de los puntos de carga, hasta 7.000 euros por punto, así como el 100% de la energía fotovoltaica asociada, hasta 10 kW por punto de carga, y el mantenimiento de las instalaciones.

El vicepresidente del Govern y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, ha informado de que la convocatoria de ayudas para estos tipos de proyectos se ampliará de 6 a 10,2 millones de euros, así como se ampliará el plazo de ejecución de los proyectos hasta diciembre de 2022, y ha recordado que "el objetivo a finales de 2022 es superar los 1.000 puntos de recarga de acceso público para vehículos eléctricos, doblando los puntos respecto a 2020".

"Quiero recordar que este hito lo habremos conseguido tres años antes del objetivo situado en 2025, podemos ser todavía más ambiciosos y acelerar la expansión de la red", ha dicho, al tiempo que ha añadido que "desde el Govern sabemos que Baleares es un territorio perfecto para su implantación, puesto que las distancias no son largas".

El también conseller ha recordado, además, que como instituciones, hay que estar preparados para modernizar las infraestructuras ante "la inminente electrificación de los vehículos que viene", así como para aprovechar la llegada de los fondos europeos "para profundizar en una transición socialmente justa para democratizar un bien tan básico como es la energía". "El objetivo es blindar climáticamente Baleares", ha subrayado.

Por su parte, el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, ha declarado que las administraciones locales son "imprescindibles" en la lucha contra el cambio climático y el proceso de transición energética, y por eso "desde lo local se empieza por asentar las bases para un cambio de modelo hacia una sociedad más sostenible, respetuosa con el entorno".

Asimismo, el gerente del Instituto Balear de la Energía, Ferran Rosa, ha recordado que el IBE se pone al servicio de la transición energética en el ámbito local, "ya sea aportando acompañamiento técnico y jurídico a los ayuntamientos, así como también ofreciendo la posibilidad de ejecutar los proyectos en nombre de estos".

La Conselleria ha recordado que la Dirección General de Energía y el IBE iniciaron una ronda informativa sobre estos tipos de proyectos de instalación de autoconsumo en Mallorca con los diferentes ayuntamientos de la isla en abril.

Esta convocatoria abierta para los ayuntamientos de las Illes Balears para establecer nuevos puntos de carga para vehículos eléctricos y pérgola fotovoltaica asociada a estos puntos ha aumentado su presupuesto, pasando de 6 millones a un presupuesto de 10,2 millones de euros para el periodo 2021-2022, en el marco del impuesto sobre estancias turísticas en Baleares. Además, el plazo de justificación se ha ampliado hasta el 30 diciembre de 2022.