Publicado 10/04/2014 16:09CET

El Grupo Meliá considera una "aberración" las prospecciones en Canarias y Baleares

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado del Grupo Meliá, Gabriel Escarrer, ha expresado su "oposición total" a las prospecciones petrolíferas que el Gobierno de España ha autorizado en Canarias y Baleares, y considera que sería una "aberración" seguir adelante con estos proyectos.

Así lo ha manifestado en declaraciones a los medios tras reunirse con el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, a quien le ha presentado el proyecto de remodelación que el Grupo Meliá va a llevar a cabo en uno de sus establecimientos en la isla de Fuerteventura.

Este complejo de apartamentos, denominado Jandía Mar, es el único de 3 estrellas que el Grupo Meliá tiene en las islas, y la intención de la cadena es convertirlo en un hotel de 4 estrellas, de tal manera que todos sus establecimientos en Canarias serán de 4, 5 ó 5 estrellas Gran Lujo.

Esta reunión se enmarca dentro de la ronda de contactos que el jefe del Ejecutivo canario mantiene con los representantes de las principales cadenas hoteleras y operadores turísticos para tratar la renovación y rehabilitación de la planta alojativa de las islas.

Así, Gabriel Escarrer consideró "muy positivo" este encuentro porque "pocos presidentes autonómicos están tan involucrados en el sector turístico" como Paulino Rivero, a quien le ha trasladado la "apuesta incondicional por Canarias" del Grupo Meliá, cuyo último proyecto, el Gran Palacio de Isora, supuso una inversión de 200 millones de euros.

Preguntado por la suspensión de la Ley Canaria de Modernización Turística y cómo ésta podría afectar a futuros proyectos del Grupo, el consejero delegado aclaró que el Grupo Meliá se acoge a la Ley General de Turismo y trabaja "codo con codo" con el Gobierno local.