Actualizado 27/07/2009 19:54

Nueve empresas de Baleares se comprometen a plantar árboles para compensar el CO2 que emiten a la atmósfera

PALMA DE MALLORCA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

Nueve empresas de Baleares, entre las que se encuentra Sampol, constituyeron hoy la Fundación +O2, mediante la cual se comprometieron a plantar árboles tanto en fincas públicas, como particulares de distintas zonas de las islas para compensar el CO2 que emiten a la atmósfera y "contribuir así de manera activa con la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático".

En un comunicado, Sampol recordó que las cifras apuntan que por cada tonelada de CO2 expulsado a la atmósfera se deben plantar 10 árboles, que al año podrán reducir estas emisiones tóxicas y contribuirán a la producción de oxígeno.

Por este motivo, esta firma mallorquina de ingeniería, junto a otras ocho empresas de distintos sectores de la industria sembrarán, a partir de ahora, pinos, olivos, algarrobos, encinas, almendros y palmitos para capturar el CO2 contaminante, con el fin de hacer frente al cambio climático y al aumento de las emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera.

Así, tras presentar los estatutos que dan por conformada la citada Fundación, estas empresas explicaron que su principal objetivo con esta iniciativa será "establecer la creación de bosques y otras iniciativas similares, con la pretensión de capturar el CO2 acumulado en la atmósfera, que tras un proceso fotoquímico se convierte en oxígeno (O2)".

En este sentido, indicaron que como resultado de las distintas actividades que realizan las empresas que forman parte de los sectores a los cuales pertenecen los patronos, se generan al año toneladas de CO2 que, a su juicio, "deben ser compensadas con la siembra de árboles u otras acciones de carácter ecológico, capaces de capturar dichas emisiones tóxicas".

De este modo, prentenden involucrar en la plantación de árboles, no sólo a las empresas del archipiélago que emitan CO2, sino también a los mallorquines y demás baleares para concienciarles medioambientalmente. "El desarrollo de estos nuevos ecosistemas redundará en una mayor protección de la biodiversidad local", remarcaron las empresas que forman parte de esta iniciativa.

De este modo, la Fundación +O2 persigue reforestar los campos con la plantación de nuevos árboles, al tiempo que estos ayudarán a capturar las emisiones tóxicas del ambiente y sentarán las bases metodológicas de un estudio, que realizará la UIB, sobre el impacto de la captura de CO2 en las distintas zonas de la isla.

Asimismo, la Fundación desarrollará actividades como foros, seminarios y jornadas ecológicas en las que el público podrá participar, de manera que junto a la Dirección General de Cambio Climático del Govern, el Instituto Balear de la Naturaleza, la UIB y empresas del sector privado, Sampol y ocho firmas más contribuirán con las distintas campañas de concienciación ambiental que están llevando a cabo estas instituciones.