El SPIB muestra su satisfacción por la decisión del juez Florit de devolver los teléfonos intervenidos a periodistas

Publicado 27/12/2018 18:27:44CET

PALMA DE MALLORCA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Sindicat de Periodistes de Balears (SPIB) ha mostrado este jueves su satisfacción por la decisión del juez instructor del caso Cursach, Miguel Florit, de devolver los teléfonos móviles y el material informático interceptado a los periodistas de Europa Press y Diario de Mallorca.

En su cuenta oficial de Twitter, han manifestado que esperan que una situación así "no se repita" y han señalado que lamentan de nuevo la "intolerable vulneración" de los derechos básicos de los periodistas Blanca Pou y Francisco Mestre.

Así, ha mencionado que también quieren saber qué ha ocurrido con esos dispositivos para saber hasta qué punto se puede haber vulnerado el derecho al secreto profesional y, por ende, el de la información de toda la ciudadanía.

Como respuesta a la decisión de Florit, los periodistas han solicitado que se les cite para la devolución de los objetos --dos teléfonos móviles y dos ordenadores corporativos-- y se les notifique en debida forma la resolución para su devolución.

En el escrito, presentado ante el Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, también se pide que se les informe por escrito sobre "el lugar o lugares" donde han estado los dispositivos, "las personas que han tenido acceso a los mismos" y sobre la "realización o no" de cualquier "apertura, examen, inspección, registro, copia o manipulación" de los mismos.

Europa Press y Diario de Mallorca, junto a los dos periodistas afectados han presentado una querella en el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) contra Florit que fue quien ordenó la incautación de teléfonos móviles de estos profesionales, en el marco de una investigación relacionada con el caso Cursach, con el objeto de determinar el origen de una información periodística.

Contador