Publicado 27/12/2021 13:45CET

Activistas protestan en Corea del Sur contra el perdón presidencial a la exmandataria Park Geun Hye

Archivo - La expresidenta de Corea del Sur Park Geun Hye
Archivo - La expresidenta de Corea del Sur Park Geun Hye - XINHUA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

Decenas de personas se han manifestado este lunes en la capital de Corea del Sur, Seúl, para protestar contra el perdón presidencial otorgado la semana pasada a la exmandataria Park Geun Hye, quien cumplía una pena de 22 años de cárcel por corrupción.

Activistas en representación de más de mil grupos de la sociedad civil han participado durante la jornada en una protesta frente a la sede de la Presidencia para reclamar al presidente, Moon Jae In, que retire el perdón a Park, según ha recogido la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Así, el presidente de la Confederación de Sindicatos de Corea (KCTU), Yang Kyung Soo, ha denunciado que "el perdón unilateral de Moon a Park, a la que la población echó tras una serie de manifestaciones, constituye un desafío a la democracia de Corea del Sur".

"La Historia recordará a Moon como un pecador que se saltó la democracia y dio la espalda al avance de la rueda de la Historia", ha agregado, en un acto en el que los participantes han alertado de que la decisión podría sembrar "semillas de discordia" que provoquen "una disipación social excesiva".

A las críticas se han sumado grupos cívicos que representan a familias de los muertos en el hundimiento del ferry 'Sewol' en 2014, durante la Presidencia de Park. "Dar un perdón especial a alguien que no se arrepiente de sus errores es una regresión de la democracia", han argüido.

Park fue declarada culpable en abril de 2018 de 16 de los 18 cargos de corrupción que se le imputaban y se le impuso una multa de 18.000 millones de wones (13,3 millones de euros) por todos los abusos en los que incurrió durante su mandato. En marzo de 2017 fue destituida por el escándalo que provocaron estos casos de corrupción.

Entre otros cargos, fue declarada culpable de abuso de poder por obligar a varias empresas privadas a destinar dinero a fundaciones controladas por su confidente, Choi Son Sil. También fue condenada por presionar a la automovilística Hyundai para que firmara un acuerdo con una compañía controlada por una amiga de Choi.

La expresidenta fue igualmente declarada culpable de presionar al grupo empresarial Lotte para que donara 7.000 millones de wones (cerca de 5.210 millones de euros) a una fundación gestionada por Choi y por obligar a la empresa KT a contratar a una amiga de su confidente y a firmar un contrato con una empresa de publicidad controlada por amigos de Choi.

El tribunal consideró probado en su momento que Park cometió abuso de poder al obligar a Samsung a donar 1.600 millones de wones (cerca de 1.190 millones de euros) a una fundación dirigida por su confidente y, por ello, fue sentenciada por filtrarle 47 documentos presidenciales. También obligó a la compañía tecnológica a regalarle caballos y coches a la hija de Choi.

Contador

Para leer más