Liberado el comandante de una milicia hazara tras las protestas multitudinarias contra su detención

Actualizado 26/11/2018 22:00:22 CET

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Alipur, comandante de una milicia hazara de Afganistán, ha sido liberado este lunes después de dos días de protestas multitudinarias en Kabul, en las que han resultado heridos varios policías, por su detención el fin de semana acusado de cometer graves violaciones de los Derechos Humanos.

"Se ha celebrado una reunión en la que se ha acordado liberarle si garantiza que no volverá a violar la ley", ha dicho un alto cargo gubernamental que ha hablado con los medios de comunicación bajo condición de anonimato, según informa Reuters. Su puesta en libertad ha sido confirmada después por la oficina del vicepresidente, Sarwar Danish.

Una fuente de seguridad consultada por Reuters ha lamentado la liberación de Alipur. "Es muy triste ver (...) cómo el Gobierno cede a la presión", ha indicado, advirtiendo de que las fuerzas de seguridad podrían "perder la fe en el Gobierno" si esto se convierte en "un patrón" de comportamiento.

Alipur, también conocido como el comandante Shamshir ('La Espada'), dirige a una importante fuerza local en las provincias del centro del país, escenario ahora mismo de un conflicto a tres bandas entre los hazara, los talibán (la mayoría pastún) y el Gobierno afgano, a quienes los primeros acusan de marginación.

Es una figura muy popular en estas provincias, donde cuenta con el respaldo de poderosos líderes hazara, quienes le consideran una especie de 'Robin Hood' que defiende a su pueblo mientras el Gobierno afgano permanece indiferente a sus penurias.

Alipur fue detenido en Kabul semanas después de que escapara a otro operativo de seguridad que tenía como objetivo arrestarle en la provincia de Ghor y que se saldó con un tiroteo entre milicianos hazara y agentes que se cobró al menos doce vidas.

Entre el domingo y el lunes se han sucedido una serie de protestas que han derivado en duros choques entre manifestantes y uniformados. El viceministro de Interior, Ajtar Ibrahimi, ha confirmado 48 agentes heridos, de acuerdo con la cadena local Tolo TV.

Ibrahimi había reclamado horas antes a los simpatizantes de Alipur que pusieran fin a las protestas y dejaran en manos de los tribunales su futuro. Sin embargo, los milicianos hazara acusan a las autoridades de inventar los cargos para asegurarse el control de las provincias donde actúan los insurgentes chiíes.