Actualizado 08/12/2007 14:05 CET

Afganistán.- Varios talibán muertos en bombardeos sobre Musa Qala

KANDAHAR, 8 Dic. (EP/AP) -

Las fuerzas de la coalición liderada por Estados Unidos bombardearon ayer de nuevo la ciudad de Musa Qala, controlada por los talibán desde febrero, en su intento por reconquistar este enclave. Los bombardeos habrían causado la muerte a varios talibán, entre los que se encontraría un presunto comandante militar responsable de varios ataques contra las fuerzas de seguridad afganas y militares extranjeros.

Este comandante talibán también estaría implicado en redes de tráfico de armamento y drogas, según informó hoy la coalición en un comunicado. Los aparatos de la coalición bombardearon un complejo en el que se encontraría este comandante junto a otros dirigentes talibán de Musa Qala, ciudad situada en la provincia de Helmand.

El edificio habría quedado destruido y "varios milicianos" habrían muerto en la operación, según el comunicado. "Hubo varias explosiones secundarias, lo que apunta a la existencia de un considerable arsenal", añade.

El gobernador de Helmand, Asadullá Wafa, explicó que efectivos afganos y de la OTAN están en las inmediaciones de Musa Qala. Muchos vecinos de la zona permanecen en sus viviendas a pesar de los bombardeos, pero rechazan dar refugio a los insurgentes, explicó.

"Si dejamos entrar a los talibán, la OTAN bombardeará nuestras casas. Estamos haciendo todo lo que podemos para impedir que los talibán entren en nuestras casas", afirmó Musa Jan, un vecino del distrito de Musa Qala. Jan indicó que las fuerzas de seguridad de la OTAN y afganas han repartido panfletos desde los helicópteros con el mensaje "No salgáis de vuestras casas. Queremos llevar la paz a Musa Qala".

Un comandante talibán, el mulá Ahmadulá, declaró a AP por vía telefónica que los insurgentes están fortificando sus posiciones en Musa Qala y que los milicianos de los distritos cercanos están llegando a la zona para la batalla. "La moral de los talibán está alta. Lucharemos contra las fuerzas de la OTAN y afganas. No bajaremos nuestras armas. Combatiremos hasta la muerte", afirmó Ahmadulá.

Los talibán tomaron Musa Qala en febrero, cuatro meses después de que las tropas británicas abandonaran la ciudad tras alcanzar un polémico acuerdo para ceder las competencias de seguridad a los líderes tribales locales.