Actualizado 01/12/2015 21:52 CET

AI denuncia que la FIFA y Qatar siguen sin respetar los Derechos Humanos

Obras en Qatar
FADI AL-ASSAAD / REUTERS

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional ha denunciado este martes a través de un comunicado que la FIFA y Qatar han ignorado durante cinco años el respeto de los Derechos Humanos, después de que el país consiguiera ser elegido para acoger la Copa Mundial de la FIFA en 2022.

"La persistente tardanza en llevar a cabo reformas laborales en Qatar conduce irremediablemente al desastre en materia de Derechos Humanos", ha señalado el investigador de Amnistía Internacional sobre los derechos de las personas migrantes en el Golfo, Mustafa Qadri.

La ONG ha insistido en afirmar que, a pesar de la gran difusión pública de las "terribles condiciones" que sufren los obreros, las autoridades qataríes no han actuado para evitar esta situación. "Apenas se ha hecho nada para abordar los abusos incontrolados contra los trabajadores", ha afirmado Qadri.

"Si no se toman medidas pronto todos los aficionados al fútbol que visiten Qatar en 2022 deberán preguntarse hasta qué punto pueden asegurar que no se han beneficiado de la sangre, el sudor y las lágrimas de los trabajadores migrantes", ha argumentado Qadri.

Amnistía Internacional también ha pedido a Qatar que lleve a cabo importantes reformas laborales como, entre otras cosas, evitar el retraso en el pago de los sueldos de los trabajadores o aumentar el número de inspectores de trabajo hasta 400 antes del final de 2015. Además, muchos de los trabajadores de Qatar encuentran impedimentos para afiliarse a los sindicatos de trabajadores.

"Miles de ellos consiguen a duras penas recibir atención sanitaria adecuada y otros servicios básicos, tardan en obtener el permiso de residencia o viven y trabajan en condiciones intolerables", ha asegurado Qadri.

La ONG cree que la solución para poner fin a esta situación está en manos de la FIFA y ha denunciado que "no ha hecho nada concreto" en los últimos cinco años para presionar al país que va a acoger este evento deportivo.

"La organización no ha establecido un programa claro y concreto con el que presionar a Qatar para garantizar que se respeten los derechos de los trabajadores migrantes", ha concluido Qadri.