El 'Alan Kurdi' cambia de rumbo y se dirige a Malta con 65 migrantes a bordo

Publicado 06/07/2019 23:51:45CET
El barco de rescate 'Alan Kurdi'
El barco de rescate 'Alan Kurdi'SEA-EYE / SOCIAL MEDIA

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El barco 'Alan Kurdi', operado por la organización no gubernamental alemana Sea-Eye, ha anunciado este sábado un cambio de rumbo y se dirige ya a Malta y no a la isla italiana de Lampedusa, con lo que se desactiva una nueva posible crisis por la política de puertos cerrados impulsada por el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini. El 'Alan Kurdi' transporta a 65 migrantes rescatados este viernes en el Mediterráneo.

"Esta tarde el 'Alan Kurdi' ha cambiado su rumbo y se dirige a Malta. No podemos esperar a que se reconozca el estado de emergencia. Ahora se comprobará si los gobiernos europeos apoyan la postura de Italia. Las vidas humanas no son una moneda de cambio", ha informado Sea-Eye a través de su cuenta en Twitter.

Anteriormente el 'Alan Kurdi' había informado de que se dirigía a Lampedusa en claro desafío a Salvini amparados en la ley del mar. "Necesitamos urgentemente un refugio. Estamos esperando en aguas internacionales cerca de Lampedusa. El puerto está cerrado. En Alemania sin embargo más de 70 ciudades están dispuestas a acoger a las personas rescatadas", argumentaba Sea-Eye.

En respuesta, Salvini ha argumentado que "es un barco alemán, pueden ir a Alemania". Además, la Guardia de Finanzas italiana ha notificado ya físicamente al 'Alan Kurdi' la prohibición de entrada, tránsito y estacionamiento en aguas territoriales italianas. "Si desobedecen, tendrán consecuencias. Los que violan las leyes en Italia responden por sus elecciones", ha remachado Salvini.

Por su parte, el ministro del Interior italiano, Horst Seehofer, ha instado a Salvini a abrir los puertos ante una situación "insostenible". "No podemos ser responsables de barcos con rescatados a bordo a la deriva durante semanas en el Mediterráneo. Por consiguiente le pido reconsiderar su posición de (...) puertos cerrados", ha afirmado Seehofer.

El presidente de Sea-Eye, Gorden Isler, a bordo del 'Alan Kurdi', ha reprochado a las autoridades libias que no respondieran a sus llamadas durante cinco horas y también ha criticado a Italia y Malta en contraste con el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán, que está "permanentemente accesible".

El barco 'Alan Kurdi' --llamado así en recuerdo del pequeño de tres años del mismo nombre que apareció muerto en una playa de Turquía en septiembre de 2015-- avistó el viernes una zodiac azul con 65 personas a bordo y procedió a rescatarlas.

El anuncio de este rescate llega después de la controversia generada por el atraque en la isla italiana de Lampedusa del barco 'Sea-Watch 3' para desembarcar a 40 migrantes sin contar con el permiso de las autoridades italianas. La capitana del 'Sea Watch 3', la alemana Carola Rackete, pasó varios días detenida acusada de graves delitos, pero finalmente fue puesta en libertad por la justicia italiana.

Contador