Actualizado 13/04/2007 16:25 CET

Alemania.- Caramelos trampa rellenos con metal encontrados en una población cercana a Múnich

MÚNICH, 13 Abr. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Clara U. Molina) -

La policía local alemana está trabajando intensamente para prevenir otro caso de peligrosas golosinas preparadas con clavos, después de que un grupo de niños alemanes encontraran caramelos rellenos con trozos de metal en un parque de la población alemana de Gröbenzell, cerca de Munich, en el estado federal de Baviera.

"También estamos investigando con oficiales de la Policía secreta, vestidos de civiles" apuntó el jueves un portavoz de la Policía sobre la búsqueda del culpable. El pasado martes se encontraron en unas instalaciones de juegos para niños al sur de Alemania golosinas que podrían resultar letales o dañinas en caso de ser ingeridas, según informan medios alemanes. Cerca del lugar de recreo donde habían sido depositadas se encontraban dos guarderías.

Los escolares de un centro de educación infantil descubrieron una pequeña construcción de madera que contenía trozos de regaliz en un parque de Gröbenzell y mostraron a la profesora el descubrimiento.

La fiscalía del Estado pondrá en marcha cargos de intento de daño físico. Según la policía alemana la persona que lo hizo pretendía ocasionar lesiones o incluso la muerte con tales golosinas a niños y niñas de la zona. También cabe la posibilidad de que se trate de una persona que "odie a los perros" y deseara ocasionales algún daño.

Según informaciones policiales, se dio ya un caso parecido en la misma población de Gröbenzell en 2004. En aquel entonces los trozos de metal no venían en caramelos sino en comida de perro.

"Que el autor de los hechos tome también como objetivo a la población infantil es nuevo" afirmó el portavoz de la Policía. Tras los hechos, el personal de los centros escolares de alrededor está alarmado. Desde la policía se ha hecho un llamamiento a los padres para que aumenten el cuidado sobre sus hijos.