Almagro insiste en que "la única solución posible" para Venezuela es la salida de Maduro

El secretario general de la OEA, Luis Almagro
REUTERS / MARY CALVERT - Archivo
Publicado 19/12/2018 19:02:48CET

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha insistido en que "la única solución posible" para Venezuela es la salida de Nicolás Maduro de la Presidencia, si bien ha subrayado que no aboga por una "intervención militar" en el país.

"Es la única solución posible, todos lo sabemos", ha dicho el líder regional, interrogado sobre la eventual caída de Maduro en una entrevista concedida al 'Semanario Hebreo Jai'.

Almagro ha considerado que "no hay otra solución para redemocratizar el país ni para rescatarlo de la profunda crisis humanitaria, social y económica en la que ha caído que con la salida de la dictadura y de los dictadores".

El jefe de la OEA ha señalado como uno de los problemas del país que la Revolución Cubana sigue "succionando". Así, ha instado a "los 46.000 cubanos que hay en Venezuela, que son la fuerza de ocupación extranjera más grande en el continente", a abandonar la nación caribeña.

No obstante, ha aclarado que la única solución que propone es "una actuación en el marco del Derecho Internacional", descartando explícitamente "la intervención militar, la agresión armada o una invasión" porque "son completamente contrarias al Derecho Internacional".

Almagro es una de las voces regionales más críticas con el Gobierno de Maduro. De hecho, desde la OEA ha impulsado la investigación contra el mandatario venezolano por crímenes de lesa humanidad que se ha materializado en una denuncia ante el TPI realizada por varios países latinoamericanos.

EXPULSIÓN DEL FRENTE AMPLIO

Por otro lado, se ha referido a la decisión de su partido político, el izquierdista Frente Amplio (FA), que gobierna en Uruguay y con el que fue ministro de Exteriores, cargo que le catapultó a la OEA, de echarle de sus filas, precisamente, por decir que no se oponía a una intervención militar en Venezuela.

Almagro ha atribuido su expulsión del FA a "las semillas de intolerancia" y "los brotes de autoritarismo" provocados por "la influencia de las dictaduras cubana y venezolana". "Es un gravísimo error dejarse contaminar por dictaduras", ha sentenciado.

Además, ha reivindicado su actuación como secretario general de la OEA. "Todo lo que he hecho ha sido por el bien", ha sostenido. "Querer condicionar mi trabajo y compromiso con los principios de la OEA con discusiones partidarias baratas es improcedente", ha remachado.