. Argelia.- Argelia libera al antiguo líder del GIA Abdelhak Layada, dentro de las medidas de amnistía
Actualizado 13/03/2006 15:20

Argelia.- Argelia libera al antiguo líder del GIA Abdelhak Layada, dentro de las medidas de amnistía

ARGEL, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El antiguo líder del Grupo Islámico Armado (GIA) y uno de sus fundadores, Abdelhak Layada, salió ayer por la tarde de la prisión de Serkadji, en Argel, donde cumplía condena desde 1993, según revela hoy la prensa Argelina.

Layada es el tercer 'peso pesado' del islamismo argelino que sale de prisión en virtud de las medidas de amnistía previstas en la Carta por la Paz y la Reconciliación lanzada por el presidente, Abdelaziz Buteflika, para dejar atrás definitivamente una década de terrorismo y guerra civil larvada que dejó 150.000 muertos, según las estimaciones más conservadoras.

Antes de Layada salieron de la cárcel el 'número 2' del Frente Islámico de Salvación (FIS), Ali Benhadj, y otro destacado miembro del GIA, Fouad Boulemia, condenado por asesinar en el año 2000 a Abdelkader Hachani, entonces 'número 3' del FIS. Según 'La Liberté', Layada se dirigió ayer directamente a casa de Benhadj, "donde también se les unirán otros activistas del partido disuelto".

Metalúrgico de profesión, Layada fue ascendido a 'emir nacional' del GIA en un 'congreso' clandestino celebrado en 1992 en Tamezguida, en la región de Medea. El GIA se creó como grupo independiente ese año, después de que se le negara al FIS su victoria electoral en 1992, y fue el grupo terrorista más temido y sangriento en los noventa.

Layada fue el responsable de estructurar la actividad del GIA por regiones en todo el país y de colocar a los diferentes comandos bajo la autoridad de emires regionales. Fue arrestado el 10 de junio de 1993 en Marruecos, adonde había huido puesto de su persecución en Argelia por su participación en varios atentados terroristas.

Ese mismo año fue extraditado a Argelia, donde había sido juzgado en rebeldía y condenado a la pena capital. Layada ha obtenido la redención total de sus penas, hasta el punto de su excarcelación, después de haber enviado, en los últimos meses, varias cartas al presidente Buteflika expresando su plena disponibilidad para participar en el proceso de reconciliación nacional.

Layada se ofreció incluso a mediar con el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), el único grupo terrorista argelino que se ha negado a sumarse al proyecto de reconciliación nacional previsto en la Carta por la Paz y la Reconciliación que fue aprobada en referéndum en septiembre.

El presidente Abdelaziz Buteflika aprobó el pasado 27 de febrero varios decretos relativos a la indemnización de las víctimas, la ayuda a las familias de los terroristas, y la obligatoriedad de arrepentimiento. El Ejecutivo prevé destinar a los arrepentidos pensiones de entre 10.000 y 15.000 dinares mensuales (entre 120 y 170 euros). Además, ha dado de plazo hasta el 15 de marzo para que estén listos los censos de los posibles beneficiarios.

El Gobierno ha dado a los terroristas un plazo de seis meses --hasta agosto-- para rendirse, pero la principal formación, el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC) ya ha advertido de que no lo hará y continuará sus ataques.