El juez de EEUU Griesa ordena a Argentina pagar 5.400 millones de dólares a más de 500 acreedores

Fondos buitre, juez Thomas Griesa
REUTERS
Publicado 06/06/2015 3:21:35CET

BUENOS AIRES, 6 Jun. (Reuters/EP) -

El juez estadounidense Thomas Griesa ha dicho este viernes que Argentina debe pagar 5.400 millones de dólares a más de 500 acreedores que se sumaron a una demanda contra el país por su deuda impaga iniciada por fondos de cobertura.

El juez determina que el país austral deberá cumplir con el fallo a favor de estos acreedores, que reclaman "trato igualitario" ("me-too", en inglés) antes de poder pagar la deuda reestructurada a la que se acogieron otros acreedores.

La decisión de Griesa se da en el marco de un largo litigio judicial iniciado por unos fondos de cobertura que buscan un pago total de las deudas tras la suspensión de pagos del país por unos 100.000 millones de dólares en el año 2002.

Argentina cayó en un nuevo 'default' de deuda en julio de 2014, cuando el país se negó a cumplir con un fallo del juez Griesa a favor de esos fondos por unos 1.330 millones de dólares más intereses.

En su dictamen del viernes, Griesa ha indicado que los acreedores "me-too" tienen bonos que eran sustancialmente similares a aquellos en manos de los fondos de cobertura y, por lo tanto, "deben ser tratados de la misma manera".

Los bonos, agregó, contienen una cláusula que requiere que el pago sea al mismo tiempo que los desembolsos a los acreedores que aceptaron las reestructuraciones de deuda de 2005 y 2010.

El juez de distrito ha añadido que Argentina violó esa cláusula al rechazar el pago a los denominados 'holdouts' mientras que intentó cumplir con los bonistas reestructurados, que acumulan alrededor del 92 por ciento de los títulos impagos por un valor aproximado de 28.000 millones de dólares.

"Al hacer los pagos de esta clase superior de la deuda, la República ha violado su promesa de trato igualitario entre los bonos de los demandantes y su deuda externa emitida con posterioridad", ha asegurado Griesa en su fallo.