Argentina.- Vuelven a España los mapamundis robados de la Biblioteca Nacional

Actualizado 02/11/2007 20:14:52 CET

BUENOS AIRES, 2 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Los mapamundis y grabados de 1482 robados de la Biblioteca Nacional de España fueron llevados de vuelta a Madrid en la noche del jueves, después de que fuera entregados a la Justicia argentina por el abogado del acusado de la sustracción, dijeron fuentes policiales a Europa Press.

Los mapas fueron trasladados de vuelta a España por una delegación de la Policía Española que había llegado la semana pasada a Buenos Aires para certificar que los grabados entregados por el abogado Fernando Soto, defensor de César Gómez Rivero, fueran los que habían sido sustraídos de la Biblioteca, confirmaron fuentes de Interpol a Europa Press.

La delegación española estaba integrada por dos agentes del Grupo de Patrimonio Histórico de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil e Isabel Moyano Andrés, jefa de Reserva Impresa Técnica de la Biblioteca Nacional, que volvieron a Madrid después de haber comprobado la veracidad de los grabados.

La división local de Interpol, de la Policía Federal, difundió un informe en el que detalló los objetos entregados por el abogado Soto. Se trata de un mapamundi de Ptolomeo identificado como 'Genérale Ptholomei'; un mapa identificado como 'Reconocimiento Estrecho de Magallanes'; un mapa de la obra 'Cosmografía'.

Además, según la Policía Federal, fueron recuperados un mapa identificado como 'Tcperata Antipodum Nobis Incógnita' y un mapa identificado como 'Libri Cosmo Fol. XXXII. Media Nox"', una escena de cacería que llevaba el número 157 - 172 y 248.

Gómez Rivero, un ciudadano uruguayo nacionalizado argentino, fue eximido de ir a prisión por el juez federal Ariel Lijo, quien le retiró el pasaporte y le ordenó presentarse periódicamente en el tribunal, mientras se analiza su posible extradición.

El acusado del robo confesó haber sido el autor de la sustracción y dijo que se arrepintió del hurto cometido por haber traicionado la confianza de una persona de su amistad, según dijo su abogado. Gómez Rivero entregó ocho de los diez grabados que dijo haber robado. Uno de los mapas fue encontrado en Sidney y otro en Estados Unidos.

Uno de los grabados habría sido vendido en una librería situada en el centro de Buenos Aires dedicada a la comercialización de antigüedades, dijeron las fuentes policiales consultadas. El librero supuestamente no sabía que se trataba de un mapamundi robado.