Uno de los arrestados en Sídney intentó unirse al Ejército australiano en 2013, según su padre

Publicado 13/02/2015 3:31:52CET

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

Uno de los detenidos esta semana en una operación antiterrorista en la localidad australiana de Sídney intentó unirse al Ejército, pero fue rechazado, según ha dicho su padre en declaraciones al diario australiano 'The Sydney Morning Herald'.

El padre de Omar al Kutobi, Ahmad, ha detallado que su hijo intentó alistarse en 2013 en el Ejército cuando estudiaba Informática en la Universidad de Melbourne, si bien en ese momento contaba con un estatus de residente permanente, ya que logró la ciudadanía meses después.

"Me dijo que la vida en Australia es muy dura", ha relatado Ahmad, que reside en Alemania. "Le dije: 'No te acuerdas de cuándo decías que Australia era el mejor país en el mundo?'. Me contesto: 'Sí, pero está cambiando'", ha agregado.

La familia de Al Kutobi llegó a Australia tras huir de Irak después de que Ahmad fuera tiroteado cuando trabajaba como traductor para el Ejército estadounidense.

El primer ministro de Australia, Tony Abbott, ha asegurado que los dos hombres arrestados habían grabado poco antes un vídeo en el que dijeron que "apuñalarían riñones y golpearían cuellos".

Abbott ha detallado que en la grabación se puede ver a uno de los sospechosos prometiendo "llevar a cabo la primera operación para los soldados del califato (del Estado Islámico) en Australia", según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

La Policía de Nueva Gales del Sur anunció el miércoles haber desarticulado un atentado inminente vinculado con el grupo extremista Estado Islámico, horas después de que se anunciara la detención de dos personas. Los detenidos, de 24 y 25 años de edad, fueron arrestados en Sídney y han sido acusados de preparar o planificar un atentado terrorista.

"El tipo de acto que argumentaremos que iba a ser llevado a cabo es consistente con los mensajes del Estado Islámico", dijo la subcomisaria de la Policía de Nueva Gales del Sur, Catherine Burn. "Me gustaría garantizar a la comunidad que consideramos que no hay ningún otro ataque inminente vinculado con estos dos hombres", agregó.

Burn confirmó que durante la redada llevada a cabo en una vivienda del barrio de Fairfield fueron localizados "varios objetos, incluidos un machete, un cuchillo de caza, una bandera hecha a mano que representa al Estado Islámico, y un vídeo en el que aparece un hombre hablando sobre ejecutar un atentado".

Las autoridades australianas han detenido en los últimos meses a alrededor de una decena de personas en operaciones antiterroristas, entre ellos Omarjan Azari, quien está acusado de planificar una campaña de decapitaciones en Sídney y Brisbane.

Para leer más