Actualizado 07/09/2007 04:42 CET

Asia.- Bush insta a los países de Asia-Pacífico a lograr un acuerdo de comercio mundial y a combatir el terrorismo

SYDNEY (AUSTRALIA), 7 Sep. (EP/AP) -

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, instó hoy a los países del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico a liderar un acuerdo de comercio mundial y un plan para combatir el calentamiento global, así como a aunar fuerzas contra el terrorismo. Bush lanzó este mensaje en la cumbre económica de Asia Pacífico que se celebra en Sydney, Australia.

Bush habló con optimismo sobre de la guerra en Irak y exhortó a otras naciones a no dar la espalda a ese país, de acuerdo con un texto sobre sus afirmaciones que la Casa Blanca dio a conocer de forma anticipada. Concretamente, urgió a "ayudar a la gente en Oriente Próximo a construir sociedades libres y llenas de esperanza, que combatan a los terroristas en lugar de albergarlos".

En este sentido, agregó que los países asiáticos deberían entender la importancia de la lucha contra el terrorismo porque a menudo han sido sus víctimas.

En cuanto a su deseo de llegar a un acuerdo de comercio mundial, Bush sugirió que la mejor manera de abrir los mercados era dar un paso adelante en las negociaciones sobre comercio internacional conocidas como la Ronda de Doha: "Ningún país en solitario puede hacer que (la Ronda de) Doha sea un éxito, pero sí es posible que un grupo de países que no quiere hacer las contribuciones necesarias consiga paralizarla".

Asimismo, solicitó la cooperación de los líderes de la región Asia-Pacífico para combatir el cambio climático. Reconoció el hecho de que algunos temen que Estados Unidos esté intentando elaborar un acuerdo sucesor del Protocolo de Kioto al margen de los esfuerzos internacionales que se están llevando a cabo. "Estamos de acuerdo en que estas cuestiones deben tratarse de una forma integrada", indicó y añadió que "en América" se toman "en serio" el cambio climático.

Por otro lado, Bush pidió en su discurso a Rusia y a China que honren los principios democráticos y que concedan más libertades a sus ciudadanos. También hizo un llamamiento para que la comunidad internacional presione al Gobierno militar de Birmania con el fin de terminar con la represión que sufren los activistas democráticos en este país del sudeste asiático.

El presidente dijo también que los norcoreanos deberían tener las mismas libertades de las que disfrutan los ciudadanos de los países vecinos que tienen una democracia.