Publicado 06/09/2022 12:30

Bielorrusia propone retirar la ciudadanía a aquellos que participen en "actividades extremistas"

Archivo - El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko.
Archivo - El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko. - -/Kremlin/dpa - Archivo

Lukashenko abre la puerta a una amnistía "para aquellos que realmente la merecen"

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior de Bielorrusia, Ivan Kubrakov, ha desvelado este martes una propuesta para retirar la ciudadanía a aquellas personas que participen en "actividades extremistas" o que "dañen los intereses" de Minsk, una medida que está incluida en un proyecto de ley para enmendar la legislación vigente sobre ciudadanía.

"Una de las propuestas es retirar la ciudadanía a cualquier persona que esté fuera del país si un tribunal de Bielorrusia confirma su participación en actividades extremistas o que han causado daños a los intereses de Bielorrusia", ha manifestado, tal y como ha recogido la agencia bielorrusa de noticias BelTA.

Así, ha apuntado que "se ha propuesto que esta decisión sea adoptada por el jefe de Estado a propuesta de una comisión sobre ciudadanía" y ha agregado que "en el futuro, el extremista que haya perdido su ciudadanía podría tener prohibido entrar al país durante un periodo de hasta 30 años".

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, ha manifestado durante una reunión oficial que los asuntos sobre ciudadanía deben ser abordados de forma equilibrada y ha indicado que "algunos ciudadanos creen que es necesario ser más meticuloso sobre la entrega de ciudadanía y, en general, sobre aceptar ucranianos en Bielorrusia".

"Quiero decir a esta gente que no hay de qué preocuparse. Tenemos la situación bajo control. Cualquier persona que entra al país para comer e irse o que viene para quedarse o está en tránsito está siendo escrutada", ha subrayado Lukashenko, que ha incidido en que "es necesario adoptar decisiones sobre aquellos que han ido al extranjero y actúan en detrimento del Estado y el pueblo a través de la comisión de crímenes".

"Los conocemos a todos. Sabemos quiénes son. ¿Merecen seguir siendo ciudadanos de Bielorrusia si huyeron de su país natal y cortaron sus lazos con él?" se ha preguntado el mandatario, quien ha confirmado que "muchos parlamentarios y representantes han sugerido retirar la ciudadanía a las personas que huyeron y están causando daño al país si sus acciones constituyen un crimen".

En este sentido, Lukashenko ha hecho hincapié en que la propuesta será "considerada" y ha confirmado igualmente que se valorará la posibilidad de conceder una amnistía a detenidos de cara al Día de la Unidad Nacional, que se celebra el 17 de septiembre. "Nuestro país está bajo una presión sin precedentes por parte de Occidente, pero incluso bajo estas condiciones la sociedad bielorrusa sigue unida", ha zanjado.

"Siempre hemos dado este paso simbólico (...) en las fechas más importantes para el país. Es un momento importante en la vida para aquellos que son liberados de prisión. Se adaptan a la sociedad de distinta forma, pero la práctica existe", ha dicho, antes de apuntar que "no se puede permitir que salga todo el mundo". "Un perdón es posible para aquellos que realmente lo merecen", ha argüido.

"La Justicia debe estar en el centro (del proceso). Los bandidos y los extremistas no pueden ser parte de este grupo (de amnistiados). Hablo de los que intentaron hacer descarrilar trenes y cometer actos de terrorismo para matar a nuestros ciudadanos", ha zanjado el presidente de Bielorrusia.

Contador

Más información