Birmania.- La Junta comienza a trabar la intervención internacional al prohibir la reunión entre Gambari y Suu Kyi

Actualizado 29/09/2007 18:44:14 CET

LONDRES, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Junta Militar birmana ha prohibido el encuentro previsto para hoy entre el enviado especial de Naciones Unidas, Ibrahim Gambari, y la activista demócrata Aung San Suu Kyi, según informa el diario británico 'The Times', impidiendo así una reunión calificada como "crucial" para alcanzar una solución pacífica a la represión ejercida por el Gobierno militar birmano, según consideraron fuentes diplomáticas consultadas por el diario británico.

Tras la negativa de la Junta, diplomáticos chinos y occidentales están intentando presionar al régimen para que permita la reunión entre Gambari y Suu Kyi, la principal voz de la democracia en el país a pesar de llevar doce años bajo arresto domicilario. En respuesta, el enviado de Naciones Unidas ha rechazado encontrarse con el líder de la Junta, el general Than Shwe, si finalmente no se produce la cita.

"Lo que Gambari tiene que hacer es estar preparado para provocar una crisis, y con las apuestas tan altas, le resultará difícil evitarla", comentó al diario británico un diplomático bajo el anonimato. "Lo que es esencial", añadió, "es que Naciones Unidas mantenga vivos los problemas de fondo por los que los monjes han protestado".

Así, la principal misión de Gambari es conseguir que la Junta reduzca los precios de combustible que subió de forma abusiva hace unas semanas y que detonaron las protestas pacíficas encabezadas por los monjes budistas, el sector más respetado de la población birmana.

Ahora, tras dos días de violenta represión, la presencia de los religiosos brilla por su ausencia, ya que están obligados a permanecer en sus monasterios tras los arrestos masivos realizados en las primeras horas del jueves y del viernes. La relativa calma que se registra en Rangún a lo largo de hoy es, para un funcionario de Naciones Unidas, "un intento del régimen por volver a la situación habitual".

"La visita de Gambari es crucial para hacer que el régimen comprenda que en las últimas semanas se ha protestado contra problemas que deben ser resueltos", explicó el funcionario desde el anonimato. "Los generales de la Junta intentan decirnos que estas protestas son, simplemente, un error en el sistema, pero volver a la situación anterior es imposible", apuntó el oficial.