Publicado 28/04/2015 23:40CET

Bolivia aclara a Chile que no usará "muletillas políticas" en la CIJ

LA PAZ, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, ha aclarado este martes a las autoridades chilenas que Bolivia no utilizará "muletillas políticas" en sus argumentos para defender la competencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la disputa marítima con Chile.

"Bolivia está recurriendo exclusivamente a argumentos de carácter jurídico. No utilizamos muletillas de carácter político para garantizar la solidez de nuestro planteamiento ante la CIJ", ha dicho García Linera a la prensa.

"Vamos a usar argumentos legales históricos jurídicos, porque no cabe duda de que estamos en un nivel de superioridad jurídica, legal, histórica y moral en nuestro planteamiento", ha sostenido, según informa la agencia de noticias ABI.

El 'número dos' ha expresado la "confianza" y la "seguridad" del Gobierno de Evo Morales en la resolución de La Haya porque "apela a la "historia, al derecho y a los procedimientos internacionales de justicia".

García Linera ha contestado así al ministro de Exteriores chileno, Heraldo Muñoz, que el lunes reveló que, además de los argumentos jurídicos, La Moneda llevará a la CIJ "elementos políticos que hay que tener en cuenta".

RECURSO DE COMPETENCIA

Chile impugnó el pasado 15 de julio la competencia de la CIJ para conocer este caso argumentando que todos los asuntos fronterizos se resolvieron con el Tratado de 1904, lo que obligó al alto tribunal a suspender el proceso judicial para resolver este incidente.

Bolivia presentó el pasado 7 de noviembre su réplica al recurso chileno y el Gobierno de Michelle Bachelet presentó tres meses después su respuesta, reafirmándose en la idea de que La Haya no es competente para conocer este asunto.

Tras ello, la CIJ citó a las partes entre el 4 y el 8 de mayo en su sede de La Haya para que presenten sus alegatos orales, tras lo cual el alto tribunal debe decidir sobre su competencia.

EL CONFLICTO TERRITORIAL

El conflicto territorial se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico en la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en este océano.

Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por los parlamentos de ambos países veinte años después-- se establecen las fronteras --también las marítimas-- de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

Bolivia argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá.

En un intento de destrabar el conflicto bilateral, el Gobierno de Morales y el de la también entonces presidenta chilena firmaron en 2006 una agenda de 13 puntos para iniciar las negociaciones sobre la salida marítima para Bolivia.

No obstante, el diálogo nunca llegó a iniciarse, más allá de reuniones de trabajo, por lo que finalmente el pasado 24 de abril el Gobierno boliviano presentó una demanda en la CIJ para exigir su salida marítima a Chile.

Para leer más