Bolivia.- El Gobierno reporta un incremento de ayuda humanitaria para las 70.000 familias afectadas por 'El Niño'

Actualizado 23/02/2007 23:02:34 CET

LA PAZ, 23 Feb. (EP/AP) -

El Gobierno de Bolivia reportó hoy un incremento en la ayuda humanitaria proveniente de otros países para las 70.000 familias damnificadas por el fenómeno climático de 'El Niño'. El presidente de este país, Evo Morales, destacó las donaciones de Chile, Argentina, Venezuela, Perú, Italia, Estados Unidos, Francia y Brasil, y de otros países que realizarán sus envíos en las próximas horas.

"Quiero saludar a la comunidad internacional, porque hemos recibido donaciones nuevamente de Venezuela como también de Perú y acaban de informarnos que está llegando ayuda desde Chile. Muchas gracias", expresó.

El ministro de Defensa, Walker San Miguel, recibió hoy un cargamento enviado por Chile de 120 carpas y 2.500 frazadas. Francia donó 200.000 euros e Italia suministró una "importante cantidad" de alimentos.

Por su parte, Cuba dio instrucciones para que los médicos que envió el año pasado, dentro del acuerdo de cooperación sanitaria con Bolivia, se movilicen hacia las zonas donde se requiera de servicios de salud. El ministerio de Asuntos Exteriores brasileño anunció la semana pasada que enviará medicamentos para 31 mil personas.

Venezuela y Estados Unidos, que tenían asignados helicópteros para distintos fines en este país suramericano, los han puesto al servicio de los damnificados. Argentina se sumó también a esta iniciativa y anunció que en las próximas horas prestará a Bolivia cinco helicópteros Bell UH del ejército para brindar ayuda en Santa Cruz, Beni y Tarija.

Por otro lado, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) se dispone a sumar, a las toneladas que ya donó, un nuevo cargamento de víveres de alrededor de dos mil toneladas.

Las inundaciones comenzaron en diciembre cuando las torrenciales lluvias provocaron el desbordamiento de numerosos ríos que hicieron que unas 70 mil hectáreas de cultivos quedaran bajo las aguas. 'El Niño' afectó a ocho de los nueves departamentos de Bolivia, no sólo con fuertes precipitaciones sino con sequías y heladas que han dejado severos daños.

Aunque el Gobierno no ha querido emitir un anunció formal de las consecuencias de los daños hasta que la tragedia no sea superada, algunos informes oficiales que han adelantado revelas que más de 250 mil personas han resultado afectadas y 35 personas han perdido. Por otro lado, calculó que sólo en el departamento de Beni las pérdidas en infraestructura y producción ganadera ascienden a 95 millones de euros.