Bolivia.- Suspenden de nuevo una sesión de la Asamblea Constituyente por violencia en Sucre

Actualizado 09/11/2007 20:09:41 CET

LA PAZ, 9 Nov. (EP/AP) -

La Asamblea Constituyente suspendió la sesión a la que había sido convocada para hoy, tras casi tres meses de receso por manifestaciones en contra, debido a nuevos intentos de toma de sus sedes en la ciudad de Sucre, donde aún permanecen retenidos algunos asambleístas del Movimiento al Socialismo (MAS).

El jefe del MAS, Román Loayza, declaró a AP que la presidenta de la Asamblea, Silvia Lazarte, estuvo varias horas "como rehén" de grupos regionales de Sucre que reclaman que el foro trate su petición de retorno del Ejecutivo y Legislativo.

Loayza señaló que él mismo y otros asambleístas fueron golpeados por universitarios, que al parecer responden a las órdenes del Comité Interinstitucional de Chuquisaca, departamento al que pertenece Sucre, que el jueves advirtió que no permitiría la reanudación de sesiones mientras no se trate el retorno de los poderes.

"Hemos sido agredidos por universitarios. Me han pateado, y no soy el único", dijo el dirigente. "Después de estas agresiones, quién va a querer quedarse acá. Estamos siendo insultados, agredidos físicamente. Nosotros pediremos que las sesiones se trasladen a la ciudad de Oruro", agregó.

Pocos minutos después, el jefe de prensa de la Asamblea, Nicolás Fernández, informó que Lazarte había podido ya salir de las instalaciones del foro, pero que al menos siete de sus colegas, todos del MAS, no pudieron hacerlo porque están rodeados por grupos de manifestantes.

La cadena de televisión ATB informó que los disturbios se iniciaron en la madrugada de hoy por parte de grupos de manifestantes que pasaron la noche rodeando las sedes de la Asamblea para que ésta no pudiera reunirse.

Sucre exige que los poderes retornen a esa ciudad, la antigua capital boliviana, ya que fueron enviados en a La Paz tras una pequeña guerra civil. Para ello, reclama que en su primera sesión tras la suspensión de reuniones desde el 15 de agosto, también por manifestaciones violentas en contra, la Asamblea trate la posible incorporación en la nueva Constitución del retorno de los poderes a Sucre, pero el MAS ha rechazado esa posibilidad.

La principal fuerza opositora, Poder Democrático Social (Podemos), había celebrado la convocatoria de Lazarte a sesiones, pero también se había distanciado de una Comisión Suprapartidaria que desde octubre intentó salvar la Asamblea bajo la dirección del vicepresidente Alvaro García, dado que debe concluir el 14 de diciembre y no ha aprobado aún ni un solo artículo.

Pero esta semana García acusó a Podemos, a sectores empresariales del país y a algunos dirigentes de Sucre, de desarrollar un boicot contra la Asamblea para impedir los cambios que intenta aplicar el MAS, como el de darle mayor poder a organizaciones populares vinculadas al gobierno y más presencia al estado en la economía. La autoridad también advirtió con modificaciones "radicales" al régimen de propiedad privada.

Según García, el MAS y las pequeñas fuerzas opositoras que formaron parte de la Comisión ya consensuaron en ella el 85 por ciento de la nueva constitución, pero la oposición rechaza la posibilidad de que las sesiones prosigan en otra ciudad que no sea Sucre, como ha planteado el oficialismo.

"Los masistas sufrimos persecución aquí (Sucre). quiero aclarar que nosotros ya tenemos avanzado la constitución en un 95 por ciento (García dijo el 85 por ciento) y vamos a tratar de aprobar lo antes posible esta Constitución, debemos entregarla en unos 30 días", dijo Loayza.