Actualizado 28/11/2007 01:01 CET

Bush dice que le preocupa que el proceso de paz en O. Próximo fracase pero que "merece la pena intentarlo"

WASHINGTON, 28 Nov. (EP/AP) -

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, afirmó tras inaugurar ayer la conferencia de paz de Oriente Próximo que se celebra en la ciudad estadounidense de Annapolis, en el estado de Maryland, que, aunque le preocupa que el proceso de paz pueda fracasar, "merece la pena intentarlo".

En este sentido, advirtió en una entrevista para la agencia de noticias Associated Press de que los israelíes y los palestinos tardarán un tiempo en alcanzar un acuerdo. Sin embargo, consideró que intentar buscar la paz no es un "riesgo", sino una "obligación".

En su opinión, el encuentro internacional es "el inicio del esbozo de una perspectiva" de futuro de dos Estados --Israel y Palestina-- que viven uno junto al otro en paz.

No obstante, alertó de que existe un "peligro", y es que, "a menos que se describa una perspectiva a la que la gente pueda aspirar, que sea optimista, es concebible la pérdida de una generación entera, o gran parte de ella", que se rinda a "los radicales y los extremistas". "Tiene que haber algo positivo, y eso está hoy en el horizonte", aseveró.

A pesar de todo, calificó la conferencia de "exitosa" debido, principalmente, a la participación internacional, la cual ha conseguido, según explicó, trabajando duro para hacerla realidad.

"Es un proceso muy difícil para el líder israelí y el líder palestino debido a su visión (de las cosas). Y van a tener que hacer elecciones complicadas", indicó. En este aspecto, Bush añadió que lo que en este momento necesitan ambos mandatarios es "que la comunidad internacional --y particularmente sus países vecinos-- les digan que está bien" lo que hacen.

Por otro lado, el presidente estadounidense rechazó las críticas que le acusan de no haberse implicado hasta ahora en la lucha por la paz en Oriente Próximo. "He estado muy involucrado hasta el momento", indicó, y argumentó que llevar a cabo la conferencia de Annapolis es algo que requiere realizar ciertas acciones que sienten las bases necesarias. "Trabajo al teléfono, escucho, animo, tengo reuniones. Hago muchas cosas", se justificó.