CELAM.- El Papa insiste en que la familia es el centro de la evangelización de la Iglesia durante el Regina Coeli

Actualizado 13/05/2007 19:11:20 CET

APARECIDA (BRASIL), 13 May. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Laura Caldito) -

El Papa Benedicto XVI volvió a situar hoy a la familia en el centro de la misión evangelizadora de la Iglesia, durante el rezo del Regina Coeli en la Basílica de Nossa Senhora de Aparecida, momento que también aprovechó para pedir la construcción de una Iglesia más solidaria y más fraterna.

El Santo Padre partició en el Regina Coeli, oración dedicada a la Virgen que se reza en lugar del Angelus durante la Pascua, junto a los miles de fieles que llegaron durante todo el fin de semana a la pequeña localidad de Aparecida, para asistir a la Misa de inauguración de la V Conferencia del Episcopado de América Latina y Caribe (CELAM). A todos los dijo que son "los protagonistas del destino" de sus naciones.

"Las familias ocupan el primer lugar del corazón de la misión evangelizadora de la Iglesia, pues es en la vida de la familia donde nuestra vida de fe se expresa y nutre en primer lugar", expresó el Santo Padre, que ha hecho de la defensa de la familia una de sus banderas durante su visita pastoral a Brasil, la primera al continente. Así, instó a los padres a ser los "testigos primarios de las verdades y los valores de la fe" ante sus hijos. "¡Rezad con vuestros hijos y por vuestros hijos!", pidió el Papa, en inglés, durante su mensaje a los grupos angloparlantes presentes en Aparecida.

Después, en su mensaje en francés a las familias y grupos francófonos, pidió a los católicos que se esfuercen en "construir entre todos una sociedad siempre más solidaria y más fraterna, con la preocupación de hacer descubrir a los jóvenes la grandeza de los valores familiares". Previamente también saludó y bendijo a los grupos y comunidades de lengua española, que respondieron con una ovación, y a todos los que desde España y todos los puntos del subcontinente se han unido a la celebración.

Asimismo, el Papa tuvo palabras para dos aniversarios que se celebran hoy 13 de mayo: el nonagésimo de las apariciones de Nuestra Señora en Fátima y el de la abolición de la esclavitud en Brasil, que aprovechó para recordar a la comunidad afrobrasileña del pais y para desear que este recuerdo "estimule la conciencia evangelizadora de esta realidad sociocultural de gran importancia en la Tierra de la Santa Cruz".

Finalmente, también se refirió Su Santidad a todos aquellos que padecen hambre, al recordar la 'Marcha contra el Hambre' promovida por el Programa Mundial de Alimentos (PAM), que tiene presencia en muchas ciudades del mundo, y entre ellas en Riberao Preto, en Brasil.

Tras la misa, entre gritos de "Bento, Bento", el Papa abandonó el Santuario y volvió al Seminario de 'Bom Jesus', donde permanecerá hasta la apertura de los trabajos de la V Conferencia General del Episcopado latinoamericano y caribeño, que tendrá lugar a las 16:00 horas (hora local, 21:00 hora peninsular española) en la Basílica. Después, viajará en helicóptero hasta la Base Aérea de Sao Paulo, donde tendrá lugar la ceremonia de despedida, antes de la salida del Papa hacia Roma, prevista para las 20:15 horas (hora local, 1:15 hora peninsular española).