Chávez dice que con la intervención del Rey "explotaron 500 años de soberbia imperial"

Actualizado 20/11/2007 19:20:31 CET

PARÍS, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente venezolano, Hugo Chávez, volvió hoy a insistir en que el Rey de España debe disculparse por haberle mandado callar durante la reciente cumbre iberoamericana y consideró que con la intervención del monarca "explotaron 500 años de soberbia imperial".

"Eso fue lo que pasó, no nos callaremos su majestad nunca. Pasamos mucho tiempo callados. Nosotros seguiremos diciendo las verdades aunque exploten mil reyes", dijo Chávez en la multitudinaria rueda de prensa que ofreció en París al término de su encuentro con el presidente francés, Nicolas Sarkozy. El nuevo reproche de Chávez a la actitud del Rey cosechó un sonoro aplauso en la sala entre la nutrida delegación venezolana.

Según Chávez, lo que le ocurrió al Rey durante la cumbre fue que "se cansó de escuchar a los indios" en referencia al presidente boliviano, Evo Morales; el nicaragüense, Daniel Ortega; y a él mismo. "Parece que el Rey se cansó de oírnos. A la monarquía le cuesta oír y me insultó", añadió.

No obstante, consideró que su majestad "tuvo suerte" porque él no lo oyó y que lo que se vio por las televisiones se debió a un truco porque elevaron la voz de Don Juan Carlos y le quitaron el micrófono a la suya. "Y aparece entonces la voz de trueno del Rey de España: '¿por qué no te callas?' pero con los ojos desorbitados", relató.

Asimismo, dijo que de España están llamando "cada rato" pidiendo un comunicado conjunto y avanzó que no lo habrá. "No lo acepto; el irrespetado fui yo, no fue el Rey de España. Yo ni le hablé y ahora me quieren hacer aparecer como 'Chávez el mono, gorila, arremetió contra nuestro Rey'", afirmó.

A su juicio, se invierten los términos porque él no dijo nada. "Si lo hubiera oído, su corona hubiera caído al suelo. Sí, yo le hubiera dicho cuatro verdades. Qué lástima que no lo escuché en ese momento", señaló e insistió en que si el Rey quiere que la situación no se mantenga que se disculpe, porque "no le cuesta nada". "Sea humano, bájese del trono y diga, 'me equivoqué Chávez, disculpa'. Acepte que se equivocó y que se le fueron los tiempos", pidió.

Por último, el líder venezolano insistió en que los venezolanos no son "súbditos de España" y que "eso pasó hace mucho tiempo". "Nosotros somos libres", remachó.

Siempre en tono irónico, dijo que en su camino hacia Lisboa, donde esta noche se entrevistará con el primer ministro portugués, José Sócrates, va a pasar "rasante por la Zarzuela" con su avión. "Espero que no me disparen", bromeó.