Chechenia.- Las autoridades rusas niegan la amnistía a cuatro sospechosos militantes chechenos que se entregaron

Actualizado 17/01/2007 21:09:58 CET

MOSCU, 17 Ene. (EP/AP) -

Las autoridades rusas han denegado conceder la amnistía a cuatro de los más de 500 sospechosos militantes chechenos que se han entregado bajo la iniciativa de amnistía en la República rusa y sus regiones contiguas en el sur de Rusia, confirmaron hoy fuentes oficiales.

Las autoridades rusas anunciaron la amnistía en pasado mes de julio como parte de los esfuerzos para acabar con la insurgencia en Chechenia tras doce años de conflicto casi constante, asegurando que los militantes que se rindieran no serían acusados a menos que sean sospechosos de crímenes particularmente graves como asesinatos, violación o terrorismo.

De los más de 500 rebeldes que se entregaron antes de la fecha límite, que cumplió el pasado lunes, unos 60 ya han sido amnistiados, mientras que cuatro están siendo investigados por la sospecha de que cometieron crímenes graves, informó la oficina del fiscal general en Chechenia, asegurando que más de 300 han sido ya investigados y pronto recibirán una notificación sobre el resultado, mientras que las autoridades se encuentran aún revisando más de 160 casos.

El Kremlin ha ofrecido otros acuerdos similares en el pasado, con resultados diversos. La última propuesta siguió a la muerte en julio del señor de la guerra y líder rebelde checheno Shamil Basayev, quien estuvo detrás de los peores atentados contra Rusia desde 1994.

En una declaración colgada en una web pro rebelde, los insurgentes se burlaron de la oferta de amnistía calificándola de propaganda.

Por su parte, un parlamentario regional y antiguo ministro de Defensa en el Gobierno separatista checheno de finales de los noventa, Mojmad Jambiyev, expresó su preocupación sobre los miles de militantes que se han entregado y no han recibido notificación de haber recibido la amnistía. Expresó también su temor de que las autoridades les acusarán o usarán su estatus incierto para demandarles sobornos.