Actualizado 27/07/2007 22:37 CET

Chile.- Bachelet se compromete a endurecer las penas en delitos de 'feminicidios' y violencia doméstica

SANTIAGO, 27 Jul. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, se comprometió hoy a promover las modificaciones legales que endurezcan las penas en los delitos de 'feminicidio' y violencia doméstica.

En el marco de una ceremonia en la que anunció cambios en los subsidios para las familias más pobres y para acelerar las adopciones, Bachelet se refirió, visiblemente emocionada, al caso de una mujer de 21 años que fue quemada por su marido en la austral ciudad de Punta Arenas, situada a 3.000 kilómetros de Santiago.

La joven, que estaba embarazada de ocho meses, fue encerrada en el automóvil familiar por su esposo, de 25 años, quien lo roció con combustible y le prendió fuego tras una discusión.

La mujer, que tiene el 40 por ciento de su cuerpo quemado, sufre graves lesiones respiratorias y debió ser sometida a una cesárea para salvar a su bebé, que nació sin problemas. La víctima deberá ser operada al menos 30 veces si sobrevive a las quemaduras.

Este viernes, Bachelet, quien confirmó que ya son 31 los 'feminicidio' cometidos en Chile durante 2007, reiteró el compromiso de su Gobierno con las mujeres, e insistió en que situaciones como la de la mujer quemada en el sur de Chile serán sancionadas con todo el rigor de la ley.

"El país no puede responder con indiferencia. Nos haremos cargo de defender a la mujer de todo peligro contra su integridad. Y creo que en nombre de Chile, del Gobierno y de todos quienes estamos aquí, le podemos decir a las mujeres chilenas que no las vamos a dejar solas, que no están solas, que haremos todo lo posible por protegerlas", afirmó.

"Vamos a modificar la ley para sancionar más duramente a los responsables y proteger mejor a las víctimas, y esperamos contar con los votos para ello. Las mujeres de Chile no pueden esperar", apuntó Bachelet en un claro mensaje al partido Unión Demócrata Independiente (UDI), de extrema derecha y heredero del pinochetismo, cuyos dirigentes expresaron públicamente que se oponen a endurecer las penas por 'feminicidio'.