Chile/Perú.- Un juez dicta arresto domiciliario para Fujimori en Chile a petición del Gobierno de Perú

Actualizado 08/06/2007 21:58:12 CET

SANTIAGO, 8 Jun. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El juez chileno Urbano Marín decretó hoy el arresto domiciliario del ex presidente peruano Alberto Fujimori, respondiendo a una petición del Gobierno de Perú, que ha pedido su extradición.

El abogado chileno Alfredo Etcheverry, quien representa al Gobierno peruano ante los tribunales de Santiago, pidió esta mañana que el ex Gobernante sea privado de libertad en su residencia, en consideración a "la contundencia de los antecedentes y la gravedad de los hechos" por los cuales está siendo procesado en el país vecino.

Ayer, la fiscal del Tribunal Supremo chileno, Mónica Maldonado, presentó un informe en el que recomienda que Fujimori sea extraditado a Perú para responder por 10 casos de corrupción y dos de violaciones a los Derechos Humanos cometidos durante sus tres gobiernos. La magistrada señaló que los antecedentes presentados por la justicia peruana son suficientemente claros como para promover que el ex presidente sea juzgado en ese país.

Fujimori llegó a Chile en noviembre de 2005, procedente de Japón, donde se auto exilió tras fugarse en 2000 desde Lima, en medio de su tercer gobierno. Tras enviar su renuncia por fax, la Procaduría General del Perú inició un juicio en su contra, por corrupción y violaciones a los derechos fundamentales.

En noviembre de 2006, el ex mandatario llegó a Santiago de Chile, donde fue arrestado debido a que en su contra pesaban órdenes nacionales e internacionales de captura emanadas de Perú. Primero estuvo arrestado durante seis meses en una cárcel de alta seguridad y después recibió el beneficio de la libertad bajo fianza.

Hasta hoy, vive en un piso que arrienda en la zona más acomodada de Santiago, donde recibe visitas de familiares, amigos y ex colaboradores y desde donde también inició varios viajes dentro de Chile, especialmente al sur y a la costa del país.

Anoche, en declaraciones a Canal 13 de televisión, que lo entrevistó cuando asistía a un evento social, Fujimori dijo que había recibido "con tranquilidad y serenidad" el informe de la fiscal Maldonado que recomienda su extradición y aseguró que no ha considerado la fuga o pedir asilo en la embajada japonesa en Santiago. No obstante, la petición del gobierno de Perú detonó que la justicia chilena prefiriera tomar las precauciones del caso y, hasta el fallo definitivo, Fujimori estará bajo arresto en su piso.

La defensa del controvertido ex presidente anunció que apelará al arresto en los cinco días que le da la justicia para presentar un recurso en contra de la decisión del magistrado.

El fallo sobre la extradición de Fujimori podría ser conocido a finales de mes, tras lo cual la defensa puede apelar una sola vez ante el Tribunal Supremo chileno.