Publicado 10/06/2020 17:15:42 +02:00CET

China confirma un "consenso positivo" con India para resolver las tensiones en la frontera común

El ministro de Exteriores de China, Wang Yi
El ministro de Exteriores de China, Wang Yi - Tobias Hase/dpa - Archivo

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de China ha afirmado este miércoles que ha alcanzado un "consenso positivo" con India para resolver las recientes tensiones en la frontera común y ha resaltado que los avances se han logrado "a través de canales diplomáticos y militares".

La portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, ha indicado que ambos países han mantenido una "comunicación efectiva" a través de estos canales "par ala gestión adecuada de los asuntos relevantes en la sección occidental de la frontera sino-india".

"En estos momentos, las dos partes están adoptando las medidas correspondientes para mejorar la situación en la frontera, en línea con los consensos relevantes", ha agregado durante su rueda de prensa diaria, tal y como ha recogido el Ministerio en su página web.

Las palabras de Hua han llegado apenas unos días después de que Nueva Delhi confirmara que ambos países habían mantenido "comunicaciones" a través de "los canales diplomáticos y militares establecidos para abordar la situación en zonas de la frontera".

Así, indicó que hubo una reunión el 6 de junio "en una atmósfera cordial y positiva" en la que ambas partes "acordaron resolver pacíficamente la situación, en línea con varios acuerdos bilaterales y ante un acuerdo entre los líderes de que la paz y la tranquilidad en las regiones fronterizas es esencial para el desarrollo general de las relaciones bilaterales".

"De esta forma, las dos partes mantendrán los contactos militares y diplomáticos para resolver la situación y garantizar la paz y la tranquilidad en las áreas fronterizas", manifestó el domingo el Ministerio de Exteriores indio a través de un comunicado.

En el epicentro de la crisis se encuentra la región de Ladaj, escenario a principios de año de escaramuzas que, sin involucrar armas de fuego, han comprendido peleas a puñetazos y lanzamientos de piedras entre los contingentes desplegados en el lago Pangong y el valle de Galwan.

Los dos países se acusan mutuamente de invadir las fronteras contrarias desde el pasado mes de mayo. India, en particular, acusa a las fuerzas de China de levantar un campamento militar dentro de su territorio y de ignorar las advertencias para abandonar la zona.

Según los expertos, China actuó así en represalia por la construcción de una carretera india alrededor del lago Pangong y a la instalación de una vía de acceso que conecta el valle de Galwan con una pista de aterrizaje.

Así, las escaramuzas se han visto acompañadas de una carrera de infraestructuras entre ambos países para consolidar su dominio sobre lo que su rival entiende que es territorio ajeno hasta extenderse por cinco zonas de Ladaj.

China e India están separados en el Himalaya por una frontera muy difusa y extremadamente porosa, la Línea Actual de Control (LAC), 3.500 kilómetros de longitud cuya posición ha variado casi a voluntad de cada país durante los últimos años.

A tal punto ha llegado la tensión que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha ofrecido como intermediario para aliviar tensiones, aunque ambos países han decidido resolver la situación por cuenta propia, tal y como está sucediendo.

Para leer más