China.- Hu Yintao pide a los líderes chinos que se centren en erradicar la corrupción

Actualizado 26/06/2007 13:30:05 CET

SHANGHAI, 26 Jun. (EP/AP) -

El presidente chino, Hu Jintao, ha insistido en que China debe afrontar urgentemente el problema de la corrupción e intentar desarrollar su riqueza de una forma más limpia, pero ha advertido de que la reforma política será gradual y solo bajo la supervisión del partido único comunista.

En el discurso principal de presentación de su futura agenda, Hu comunicó que los líderes del Partido deberán alcanzar en 2020 los objetivos de conseguir una "sociedad básicamente acomodada". "Aquí es donde residen los intereses de todas los grupos étnicos de nuestra nación y para lo que debemos esforzarnos incansablemente", insistió Hu.

El discurso, realizado en la Escuela Central del Partido, con la presencia de periodistas extranjeros, fue seguido por todos los miembros del Comité Central del Partido, por los líderes de los servicios de seguridad y del Ejército, por representantes de todas las ciudades, provincias y regiones y por los jefes de de las más importantes organizaciones gubernamentales. Estos líderes volverán a reunirse en el 17 Congreso Nacional del Partido, celebrado cada cinco años, donde Hu pretende exponer las prioridades para su segundo mandato.

Los comentarios de Hu sobre la corrupción sugieren la destitución de numerosos cargos oficiales envueltos en escándalos de este tipo el año pasado, en algunos casos incluso ha afectado a cargos políticos lo que ayudaría a reforzar el poder del actual presidente.

El partido debe poner la lucha contra la corrupción en una "posición aún mas importante" incidió. "Los comités del partido a todos los niveles deberían unirse a la larga, difícil y compleja lucha contra la corrupción", añadió.

Hu, tocó sólo superficialmente los temas de liberalización política, alegando que se abrirán más canales de participación pero siempre dentro de la continuidad del liderazgo del partido único. "La reforma del sistema político de nuestra nación debe mantener una correcta dirección política, debe sustentar la paz unida al desarrollo social y económico, y debe procurar ajustarse a la participación política activa de nuestra gente", dijo Hu. "Insisto en el liderazgo del partido, el gobierno del pueblo, y la dirección el país con leyes", indicó, pero "sin cesar el avance de nuestra propia perfección y el desarrollo de un sistema político socialista."

Hu y sus aliados políticos se han encargado de apuntalar el apoyo popular promoviendo una mejora de los servicios sociales, la protección medioambiental y una mayor equidad social. El rápido crecimiento económico debe continuar, pero debe también traer consigo valores más elevados, proteger el medio ambiente y beneficial "los intereses básicos de toda la población" manifestó el presidente.

Hu resaltó que el partido debería concentrarse en puntos clave como la educación y el empleo junto a la construcción de una red de seguridad social y un sistema de sanidad básico para los cerca de 800 millones de habitantes de las zonas rurales que no tienen acceso a los principales servicios de sanidad.