1 de abril de 2020
 
Actualizado 17/01/2007 14:10:29 +00:00 CET

China.- Las parodias de los emblemas olímpicos chinos en Internet irritan a los organizadores de los Juegos

BEIJING, 17 Ene. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit) -

Las frecuentes parodias en las webs chinas en torno a los emblemas de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 están desesperando a los organizadores, que han demostrado poco sentido del humor y han amenazado con tomar acciones legales, según informa hoy la agencia oficial Xinhua.

Entre otras transformaciones sufridas se incluye el emblema de los Juegos, que ha pasado a convertirse en una señal de baños públicos, el símbolo 'jing' que compone el nombre de la capital china y que ha pasado a imitar a un hombre bailando, o las cinco mascotas olímpicas, los 'fuwas', a los que se les ha cambiado las cabezas y se les ha colocados las de unos conocidos cómicos chinos.

El comité organizador de los Juegos ha respondido a las burlas afirmando que se tomarán medidas legales si la situación continúa, ya que las parodias son ilegales, aunque, según un abogado mencionado en la información, las acciones legales sólo están permitidas si se está haciendo un uso comercial de la imagen de los símbolos olímpicos.

No es ésta, en cualquier caso, la primera vez que los motivos olímpicos son motivos de críticas o burlas; el año pasado, los organizadores decidieron eliminar el nombre en inglés de las mascotas olímpicas ('friendlies' o 'amistosas') y limitarse a usar su nombre chino ('fuwa', algo así como 'bebé de la buena suerte') ante el intenso debate originado entre los internautas, que consideraron el término ridículo e incluso poco correcto gramaticalmente. La decisión obligó a destruir enormes cantidades de artículos ya fabricados, con la consiguiente pérdida económica.

Por otro lado, y aunque de momento no exista en China una ley contra estas caricaturas, creación en la mayoría de los casos de jóvenes poco conscientes de censura gubernamental, es probable que en el futuro la Administración termine aprobando una ley en este sentido.

La fiebre de las parodias en Internet comenzó en 2005, cuando un adolescente llamado Hu Ge colgó en la Red un vídeo cómico creado con imágenes de la película 'La Promesa' (del conocido director Chen Kaige) un par de semanas después del estreno del film, que, según muchos, mostraba una calidad e ingenio muy superior al original.

Las versiones de películas y críticas sociales a través de estos vídeos continuaron, llegando a parodiarse a héroes de la Revolución Comunista, a los que se comparaba con cantantes 'pop' en busca de fama, lo que condujo en verano a la Administración Estatal de Radio, Cine y Televisión a anunciar una nueva normativa en la que establecía cuáles eran las webs autorizadas a emitir este tipo de vídeos.