Publicado 21/04/2015 20:48:21 +02:00CET

La coalición árabe anuncia el fin de la ofensiva aérea en Yemen

Yemen
REUTERS

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

La coalición internacional liderada por Arabia Saudí ha anunciado este martes el fin de su ofensiva aérea contra los huthis, aunque también ha dado a conocer el inicio de una nueva operación encaminada a buscar una solución política al conflicto yemení que, no obstante, tendrá objetivos militares.

El Ministerio de Defensa saudí ha informado a través de un comunicado de que ha puesto fin a la 'Operación Tormenta Decisiva' porque gracias a los bombardeos que la coalición internacional ha efectuado desde el pasado 25 de marzo sobre Yemen "ha conseguido eliminar con éxito la amenaza de seguridad" que suponían los rebeldes chiíes.

Arabia Saudí ha detallado que a lo largo de este mes han conseguido "destruir las armas pesadas y los misiles balísticos que los huthis y las fuerzas leales al ex presidente Alí Abdulá Salé tomaron de los campamentos de las Fuerzas Armadas yemeníes", según la agencia de noticias SPA.

Sin embargo, ha anunciado que la 'Tormenta Decisiva' dará paso a la operación 'Restaurar la Esperanza', tal y como ha pedido el presidente yemení, Abdo Rabbu Mansur Hadi en una carta enviada a los miembros de la coalición internacional, de acuerdo con el Ministerio de Defensa.

El principal objetivo de 'Restaurar la Esperanza' es "reanudar cuanto antes el proceso político en Yemen, de conformidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la iniciativa del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y el resultado del diálogo nacional".

En segundo lugar menciona "la protección de los civiles", para lo cual intensificará los esfuerzos para permitir que la ayuda humanitaria llegue a los yemeníes y "seguirá facilitando la evacuación de ciudadanos extranjeros".

A este respecto, Arabia Saudí ha aprovechado para anunciar la decisión del rey Salmán de desbloquear 247 millones de dólares adicionales para entregar ayuda humanitaria a los yemeníes a través de los mecanismos de la ONU.

OBJETIVOS MILITARES

La nueva operación también tendrá objetivos militares, como la lucha antiterrorista y "vigilar los movimientos" de los huthis y de sus aliados, los seguidores del ex presidente Alí Abdulá Salé, para impedir que caigan más armas en sus manos.

"La coalición seguirá intentando evitar que las milicias huthis lleven a cabo cualquier tipo de operación dentro de Yemen", ha aclarado el portavoz de las tropas árabes, el general de brigada Ahmed Aseri en una conferencia de prensa.

"Los países de la coalición internacional ratifican su compromiso para restaurar la seguridad y la estabilidad en Yemen, lejos de las intervenciones extranjeras dirigidas a la sedición y el sectarismo, para que el pueblo yemení sea capaz de lograr sus aspiraciones", han dicho.

ALTO EL FUEGO

Las tropas árabes han aprovechado para aclarar que el fin de 'Tormenta Decisiva' no supone en ningún caso la declaración de un alto el fuego en Yemen, según ha informado Al Arabiya.

De esta forma han contestado al viceministro de Asuntos Exteriores de Irán, Hosein Amir Abdolahian, que este martes ha asegurado que podría acordarse un cese de las hostilidades "en las próximas horas".

CRISIS YEMENÍ

Arabia Saudí asumió el liderazgo de 'Tormenta Decisiva', con la que, junto a otros nueve países de la región, pretendía "repeler a las milicias huthis, Al Qaeda y el Estado Islámico" en Yemen para blindar al Gobierno de Hadi.

Las monarquías del Golfo Pérsico temen que la influencia de Irán en la región se extienda con el ascenso de los huthis al poder, en medio de la inestabilidad generada por el conflicto iraquí y la guerra civil en Siria.

El presidente yemení había apelado directamente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en una carta para que autorizara una intervención militar para frenar "la agresión de los huthis" contra su Gobierno.

La crisis política en Yemen, fruto de las disputas intestinas no resueltas con la caída del Gobierno de Salé, en 2011, se agravó el pasado mes de septiembre con la irrupción en Saná de los rebeldes chiíes.

Los huthis, que históricamente han reivindicado mayor autonomía para el norte de Yemen, llevaron a Hadi y su Gobierno a dimitir en bloque el pasado mes de enero, evidenciando así la pugna por el control de un país al borde de la guerra civil.

Para leer más