Corbyn y Netanyahu intercambian críticas sobre la violencia en Oriente Próximo

El líder del Partido Laborista de Reino Unido, Jeremy Corbyn
REUTERS / DARREN STAPLES - Archivo
Publicado 14/08/2018 3:44:58CET

LONDRES, 14 Ago. (Reuters/EP) -

La polémica de antisemitismo en el seno del Partido Laborista británico ha crecido este lunes tras el cruce de críticas entre el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el líder de los laboristas, Jeremy Corbyn, sobre la violencia entre israelíes y palestinos a través de Twitter.

El partido opositor británico ha sido criticado durante los últimos años debido a los comentarios realizados por miembros y diputados, que habrían pronunciado palabras antisemitas. El propio Corbyn se ha encontrado en el centro de las críticas debido a un comentario realizado en 2012, en el que defendía un mural que muchos han tildado de antisemita.

El diario 'Daily Mail' de Reino Unido informó el viernes de que Corbyn en una visita a Túnez en 2014, colocó una ofrenda floral en las tumbas de miembros de un grupo palestino que mató a 11 atletas israelíes y un policía alemán en los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972.

El diario ha señalado que el cementerio alberga un monumento conmemorativo de las decenas de muertos en el bombardeo israelí de 1985 de la sede de la Organización de Liberación de Palestina (OLP) en el exilio en Túnez, así como las tumbas de los miembros del Black September, un grupo disidente de la OLP que llevó a cabo el ataque en Múnich. Además publicó una fotografía que decía que mostraba a Corbyn de pie cerca de las tumbas de los miembros de Black September.

El Partido Laborista ha señalado que Corbyn, un incondicional partidario de la causa palestina, estuvo en Túnez para honrar a las víctimas de la redada de 1985.

"La colocación de una corona de flores por Jeremy Corbyn en las tumbas de los terroristas que perpetraron la masacre de Múnich y su comparación de Israel con los nazis merece una condena inequívoca de todos, izquierda, derecha y todo lo demás", ha señalado Netanyahy a través de su cuenta en la red social Twitter.

Corbyn, por su parte, ha respondido diciendo: "Las afirmaciones de Netanyahu sobre mis acciones y mis palabras son falsas. Lo que merece una condena inequívoca es el asesinato de más de 160 manifestantes palestinos en Gaza por parte de las fuerzas israelíes desde marzo, incluidos decenas de niños".

El Partido Laborista ha aseverado que Corbyn no dejó una ofrenda floral en las tumbas de nadie vinculado a Black September y condenó el ataque de Múnich. Sin embargo, Corbyn ha afirmado este lunes a los periodistas que "estuve presente cuando se colocó una corona, no creo que estuviera involucrado en ella", y ha añadido que la visita fue un ejercicio de búsqueda de paz.

A pesar de las profundas divisiones en el gobierno conservador mientras se negocia la salida de Reino Unido de la Unión Europea, la posición de los laboristas parece haber sido dañada por la disputa antisemita.

Una encuesta de YouGov publicada la semana pasada mostró que el 39 por ciento de los encuestados votaría por los conservadores, lo que supone un punto más para el partido de May en comparación con la semana anterior cuando los dos partidos más grandes estaban igualados.