Crónica Kosovo(2).- La UE apoya el plan de la ONU y pide a las partes "flexibilidad" para un compromiso "realista"

Actualizado 02/02/2007 19:10:39 CET

La OTAN advierte de que actuará "con firmeza" si se intenta abortar el proceso

BRUSELAS, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea arropó hoy la propuesta sobre el estatuto final de Kosovo que el enviado especial de Naciones Unidas, el ex presidente finlandés Martti Ahtisaari, ha presentado a las partes en la que, sin mencionar la palabra independencia, se otorga un amplio grado de autonomía a la provincia serbia de mayoría albanesa administrada por la ONU desde 1999.

Los Veintisiete han pedido además a Pristina y Belgrado hacer gala de un espírituo "flexible" para lograr un compromiso "realista". En línea con la UE, el secretario general de la OTAN, Jaap De Hoop Scheffer, elogió los esfuerzos de Ahtisaari y advirtió de que la KFOR, la fuerza internacional desplegada en Kosovo e integrada por 15.000 efectivos, 12.500 de la Alianza actuará "con firmeza" si se usa la violencia para abortar el proceso político.

El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior y la Seguridad Común, Javier Solana, expresó su aprecio por los esfuerzos del enviado especial de Naciones Unidas y pidió a las partes comprometerse activamente con Ahtisaari.

La presidencia de turno del Consejo, que este semeste ejerce Alemania, puso el acento en la consolidación de la estabilidad en la región y en el camino de "acercamiento europeo y euroatlántico para Serbia, Kosovo y el conjunto de la región".

Por su parte, el comisario responsable de Ampliación, el finlandés Olli Rehn, recordó a las partes que la Unión Europea sigue comprometida para dar a toda la región de los Balcanes Occidentales una perspectiva europea.

Bruselas también quiso dejar claro que la situación de Kosovo y el futuro estatus de la provincia serbia de mayoría albanesa es un caso 'sui generis' que no supone una "guía" para otros, según declaró la portavoz de Exteriores del Ejecutivo comunitario, Emma Udwin.

La Comisión Europea ha destinado a la región de los Balcanes un total de 1.600 millones de euros en el periodo 1999-2005, si bien las contribuciones anuales han variado en función de las necesidades del momento.

Así, en los primeros años los esfuerzos se han concentrado en la reconstrucción de las infraestructuras y las aportaciones fueron más elevadas. En concreto, se pasó de los 144 millones destinados en 1999 a los 440 un año después. A partir del 2000 las cifras destinadas a Kosovo se situaron por encima de los 100 millones.

La UE cobrará un especial protagonismo en la provincia cuando Naciones Unidas, que lleva administrando el territorio desde 1999, abandone la zona. Los Veintisiete se preparan para asumir la formación de la policía y ayudar a Kosovo en la parte institucional y la creación de un Estado de Derecho.

PARLAMENTO EUROPEO

Mientras, la responsable de la delegación del Parlamento Europeo para la Europa del Este, Doris Pack, consideró que el informe de Ahtisaari es un "paso importante" hacia una próxima solución que dé a la gente y, especialmente a la juventud tanto de Kosovo como de Serbia una perspectiva de futuro

"El Parlamento Europeo tiene entre sus labores prioritarias apoyar el desarrollo hacia la estabilidad de toda la región, también desde el punto de vista financiero. Espero que la perspectiva de una integración europea facilite lograr una solución aceptable para todas las partes implicadas", señaló Pack.

La Eurocámara adoptará las próximas semanas su propio informe sobre el futuro de Kosovo y, en este contexto, las propuestas del enviado de la ONU serán tenidas también en cuenta.

OTAN

El secretario general de la OTAN, Jaap De Hoop Scheffer, aseguró que la Alianza Atlántica seguirá asumiendo toda su responsabilidad para garantizar un ambiente de seguridad en Kosovo, tanto durante la negociación como una vez tomada la decisión sobre el estatuto final de la provincia.

"La KFOR responderá con firmeza frente a cualquier intento de usar la violencia para interrumpir el proceso político", advirtió el máximo responsable de la Alianza tras expresar su apoyo a la labor del presidente Ahtisaari y pedir a las partes un espíritu de "flexibilidad y compomiso" en este "sensible periodo".

LONDRES Y MADRID

La jefa de la diplomacia británica, Margaret Beckett, destacó que Reino Unido respalda completamente los esfuerzos del presidente Ahtisaari, porque ha desempeñado su labor "con integridad y dedicación". "Estamos convencidos de que su propuesta puede ser la base de un acuerdo para Kosovo que aumente la estabilidad regional y su perspectiva euroatlántica", dijo.

"Ahora habrá una serie de consultas y Reino Unido anima a las partes a comprometerse de manera positiva y constructiva con el enviado especial en el periodo que ahora se abre. Creo que estas propuestas conducirán a todas las comunidades de Kosovo hacia un futuro mejor y más seguro", señaló.

Mientras, el Gobierno de José Luis Rodriguez Zapatero manifestó la semana pasada a través del secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, que el apoyo internacional de Ahtisaari debería consolidarse a través de una nueva resolución del Consejo de Seguridad que defina el nuevo marco legal y político.

También apostó por una solución "fiable y permanente" para Kosovo y que el acuerdo "mutuamente aceptado" por las partes tenga en cuenta la "complejidad política, incluídos los factores políticos que afectan a Serbia".