Actualizado 15/06/2007 23:11 CET

Crónica O.Próximo.- Abbas nombrará a un nuevo Ejecutivo cuyo primer ministro, ya elegido, será Salam Fayyad

Olmert promete que "Israel hará todo lo que pueda para ayudar a los moderados de la Autoridad Palestina"

GAZA, 15 Jun. (EP/AP) -

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, tras disolver ayer el Ejecutivo de unidad nacional formado por miembros de Al Fatá y Hamás, cesar al primer ministro, Ismail Haniyeh, y declarar el estado de emergencia, se prepara para nombrar hoy a un nuevo Gobierno, cuyo primer ministro, ya elegido, será el hasta ahora ministro de Economía, Salad Fayyad.

Según informó la oficina de Abbas, la ceremonia tendrá lugar a las 19:00 horas (hora local, una hora menos en la España peninsular), mientras que el nombramiento de Fayyad fue anunciado por el asesor de prensa del presidente, Nabil Amr, a la cadena de televisión Al Yazira y confirmado por el principal negociador palestino, Saeb Erekat. Se trata de un político independiente, economista y ex directivo del Banco Mundial muy respetado en la arena internacional.

Deberá suceder a Ismail Haniyeh, a quien Abbas destituyó anoche en respuesta a la ocupación por parte de las milicias del Movimiento para la Resistencia Islámica (Hamás) de la totalidad de la Franja de Gaza, a pesar de que el cesado primer ministro se negó hoy a aceptar su cese, alegando que Abbas se precipitó en la decisión adoptada.

Haniyeh, en una rueda de prensa que celebró anoche, calificó de "precipitada" la decisión de Abbas de destituirle tanto a él como a su Gobierno tras la escalada de violencia en la Franja de Gaza, que se ha cobrado en menos de una semana más de 80 muertos en enfrentamientos fraticidas entre milicianos de Al Fatá y de Hamás, y subrayó que ni el presidente ni sus asesores han considerado "las consecuencias (de la decisión) y sus efectos en la situación sobre el terreno".

Por este motivo, tras comprometerse a mantener la unidad del grupo, Haniyeh rechazó la disolución de su Gobierno y sostuvo que continuarán "sus relaciones con las facciones (..)" y que "continuará con un Gobierno de unidad nacional".

En este sentido, descartó la posibilidad de un Estado palestino separado en Gaza, sin Cisjordania, posibilidad propuesta, entre otros, por Israel. El primer ministro cesado llamó al final de la violencia y aseguró que las milicias de Hamás impondrían el orden en la Franja de Gaza.

Sin embargo, Fayyad podría designar a los ministros del nuevo gobierno de emergencia en las próximas horas, según Nabil Amr. Se prevé que la mayoría de los nuevos ministros sean independientes, algo que Abbas debatió con altos responsables de Al Fatá y de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

INCERTIDUMBRE

Reina la incertidumbre en los territorios palestinos tras los recientes enfrentamientos violentos entre milicianos de Al Fatá y Hamás. Mientras que un importante miembro de Hamás exiliado en Damasco, Musa Abu Marzuk, insistió en que los enfrentamientos no llevarán a la ruptura entre Gaza y Cisjordania, defendiendo que los territorios "están unidos y permanecerán así", los choques entre facciones registrados en la última semana en la Franja --cuyo control absoluto está en manos de Hamás--, apuntan en otra dirección, con Al Fatá deteniendo en Cisjordania a miembros de Hamás para afirmar su control, al tiempo que pierde sus posiciones en la Franja de Gaza.

De hecho, varios miembros del Movimiento de Resistencia Islámico tomaron por asalto el despacho del presidente, un día después de que la milicia islámica tomara por completo la Franja, y fingieron telefonear a la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice. "Hola. ¿Rice? Aquí estamos en la oficina de Abu Mazen (nombre de guerra de Mahmud Abbas). Dale recuerdos de mi parte", dijo uno de los hombres armados al teléfono del escritorio de Abbas.

Vistiendo ropa y máscaras negras, los milicianos registraron los cajones y miraron debajo de los colchones de una habitación. Cuando los fotógrafos de algunos medios entraron al inmueble, los miembros de Hamás se sentaron en el escritorio del presidente y levantaron sus brazos en señal de victoria. Algunas fotos de Abbas y del fundador de Al Fatá, Yasir Arafat, yacían con los marcos rotos en el suelo.

Combatientes de Hamás detuvieron también a destacados jefes militares de Al Fatá en la Franja de Gaza, según anunció el portavoz Abu Obeideh, quien en declaraciones a la televisión de Hamás explicó que los detenidos son el comandante de la organización de Seguridad Nacional y el de la Guardia Presidencial, así como un portavoz de Al Fatá, un diputado y otros seis responsables. Según el portavoz de Hamás, todos están siendo interrogados. Horas después, el mismo portavoz anunciaba la amnistía para todos los miembros de Al Fatá que están prisioneros en la Franja, los cuales, dijo, sería liberados sanos y salvos.

Asimismo, anunció en rueda de prensa que las fuerzas de seguridad palestinas, desde ayer bajo control de Hamás, tomarán el control del paso fronterizo de Rafá, que comunica el sur de la Franja de Gaza con Egipto y que hasta que comenzaron los enfrentamientos esta semana estaba bajo la supervisión de una misión de observadores de la UE.

Desde entonces se encuentra cerrado. En el pasado, el cruce de Rafá había sido patrullado por las Guardia Presidencial del presidente Mahmud Abbas, aunque Hamás se ha hecho con el control total del paso y de la ciudad de Rafá.

A pesar de dicho control, cerca de 100 miembros de Al Fatá llegaron a Egipto a bordo de un barco pesquero, tras huir de la Franja de Gaza, y fueron transferidos a campamentos afiliados a las fuerzas de seguridad egipcias, según informó la Policía, al tiempo que un responsable de la seguridad en el puerto de El Arish constató que un total de 97 miembros de la seguridad y del aparato administrativo de Al Fatá llegaron al puerto egipcio horas después de que Hamás tomara el control de Gaza.

Las autoridades egipcias han enviado efectivos policiales para reforzar la seguridad en la frontera con Gaza, trasladando vehículos blindados y cañones de agua con el objetivo de prevenir una posible huida masiva de palestinos. Mientras, también están buscando en los túneles debajo de la frontera.

Desde Damasco, el líder de Hamás en el exilio, Jaled Meshaal, aseguró que su formación política reconoce a Abbas como presidente palestino, con el que dijo querer trabajar en beneficio del "interés nacional" de la población palestina.

RESPUESTA ISRAELÍ

Por su parte, Israel, a través de su ministro de Vivienda, Meir Sheetrit, aseguró que no responderá militarmente a la toma de la Franja de Gaza por parte de los milicianos de las Brigadas de Ezzedin al Qassam, brazo armado de Hamás.

"No hay intención de entrar de nuevo en Gaza, en esta situación. En este punto, Israel no tiene motivos para intervenir", declaró Sheetrit a la emisora Israel Radio, si bien el primer ministro, Ehud Olmert, prometió apoyar al presidente palestino.

Según un comunicado de la oficina de Olmert, éste hizo la promesa durante una conversación telefónica con el presidente egipcio, Hosni Mubarak. "Israel hará todo lo que pueda para ayudar a los moderados de la Autoridad Palestina, después de que los radicales de Hamás tomaran la Franja de Gaza por la fuerza", reza el comunicado.

Fuentes de la oficina de Olmert explicaron que incluso está considerando liberar cientos de millones de dólares de los recursos financieros recaudados en concepto de impuestos en nombre de Abbas. Estos recursos fueron congelados el año pasado después de que Hamás derrotara al movimiento de Al Fatá en las elecciones parlamentarias de enero de 2006.

Lo más leído

  1. 1

    Dieciocho años sin noticias de la Pioneer 10, en rumbo a Aldebarán

  2. 2

    La Comunitat Valenciana limita las reuniones a dos personas y cierra grandes ciudades los fines de semana

  3. 3

    Kiko Rivera le da un ultimátum a su madre: "Si en 24 horas no te pones en contacto conmigo, tomaré medidas legales"

  4. 4

    Una marcha negacionista de la Covid-19 en Madrid pide recuperar derechos y libertades: "Fuera dictadura"

  5. 5

    Kiko Rivera hunde a su tío Agustín Pantoja públicamente