Crónica O.Próximo.- La UE pide a Abbas que el nuevo Gobierno cumpla los requisitos de la comunidad internacionales

Actualizado 23/02/2007 19:23:16 CET

El presidente palestino se compromete a que el nuevo Ejecutivo reconozca los acuerdos previos y al Estado de Israel

BERLÍN/BRUSELAS, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente palestino, Mahmud Abbas, recibió hoy un mensaje claro por parte de la Unión Europea durante sus encuentros con la canciller alemana, Angela Merkel, presidenta de turno de Consejo, y el alto representante para la Política Exterior y la Seguridad Común, Javier Solana, que reiteraron la exigencia internacional de que el nuevo Gobierno de unidad nacional palestino reconozca a Israel. Por su parte, éste dijo que el nuevo Ejecutivo respetará los acuerdos internacionales.

En Berlín, la canciller aleman, además de trasladar a Abbas la importancia de que el nuevo Gobierno palestino reconozca al Estado de Israel, también pidió la liberación del soldado israelí secuestrado el pasado verano por hombres próximos a Hamás, Gilad Shalit.

Para ello, Merkel se manifestó partidiaria de un proceso de intercambio de prisioneros. Por su parte, el presidente palestino, aseguró la liberación de Gilad Shalit, e instó también a la liberación de los presos palestinos que se encuentran en poder israelí.

Asimismo, la canciller alemana agradeció al presidente palestino su colaboración en el proceso de paz de Oriente Próximo, en el que "como meta, aún se mantiene el mutuo reconocimiento como Estados", según declaró tras el encuentro Merkel. "Israel ha de poder vivir en paz, y Palestina poder tener la esperanza de llevar a cabo un desarrollo económico positivo y en libertad", expuso en rueda de prensa en Berlín. "Es positivo que el derramamiento de sangre se termine, pero todavía queda un largo camino ante nosotros por llevar a cabo", puntualizó Merkel.

La canciller alemana apoyó la creación del Gobierno de unidad nacional, gracias al Acuerdo de La Meca entre Al Fatá y Hamás, pero destacó el necesario reconocimiento por parte de los palestinos del Estado de Israel. "Damos la bienvenida a la creación del Gobierno de unidad nacional, bajo la condición de que se cumplan ciertas medidas", destacó.

"Esto significa que el derecho de Israel a existir va a ser reconocido y que la violencia terminará y que las negociaciones internacionales, en los términos actuales, serán aceptadas", agregó, en referencia a los tres requisitos exigidos por la comunidad internacional al Gobierno palestino.

La visita de Abbas a Alemania, Presidencia de turno de la UE, se enmarca en la actual gira europea del presidente palestino en la que busca apoyos para el Gobierno de unidad nacional. Otro de los objetivos del presidente en su visita al continente europeo es lograr poner fin al embargo internacional a la ayuda al Gobierno palestino. Abbas también se reunió ayer con el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Frank Walter Steinmeier.

DE BERLÍN A BRUSELAS

Después, ya en Bruselas, Abbas aseguró al Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Javier Solana, que el Gobierno de unidad nacional que negocia con representantes de Hamás respetará los "acuerdos internacionales firmados", incluido el de la Hoja de Ruta.

En rueda de prensa al término de la reunión que mantuvieron en la capital belga, Abbas reiteró su "compromiso con el principio de ayudar a lograr la paz con Israel mediante la solución de dos Estados, de renunciar a la violencia y al terrorismo y con los acuerdos firmados", los tres requisitos repetidos.

"No cambiamos nuestra posición ni nuestros principios y esto se aplica también a la 'Hoja de Ruta'", agregó el presidente palestino en referencia al plan de paz trazado por el Cuarteto cuyo objetivo final es la creación de un Estado palestino capaz de vivir en paz y seguridad con el Estado de Israel.

Además, Abbas rechazó que el reconocimiento de Israel suponga un enfrentamiento entre Al Fatá y Hamás y para ello mostró ante la prensa una copia de la carta del primer ministro palestino y miembro del movimiento islámico, Ismail Haniyeh, en la que, dijo, se dice que "el Gobierno honrará y respetará los acuerdos internacionales".

Tal y como se exigió al Gobierno de Hamás que salió de las urnas el pasado mes de enero, la UE y el resto de la comunidad internacional instan a los negociadores a que el nuevo Gobierno respete los principios de condena de la violencia y el terrorismo, el respeto de los acuerdos internacionales preexistentes y el reconocimiento del Estado de Israel.

APOYO DE LA UE

Solana insistió en que primero hay que esperar a que finalicen del todo las negociaciones del nuevo Gobierno palestino antes de pronunciarse sobre si la UE lo apoyará o no.

En este sentido, El Alto Representante rechazó que la UE esté boicoteando al nuevo Gobierno, puesto que, dijo, "no hemos boicoteado lo que no existe. El Gobierno aún no se ha formado".

Celebró que Abbas se refiriese a los principios que la comunidad internacional quiere ver respetados en el nuevo Gobierno palestino y apuntó a que el nuevo Ejecutivo palestino tiene "dos posibilidades": ser "parte de la solución" o "ser parte del problema". "Espero desde el fondo de mi corazón que el Gobierno de unidad sea parte de la solución", dijo y añadió que espera "que las negociaciones que faltan tengan un buen resultado".

A la espera de la formación de un Gobierno palestino que responda al concepto de "bien", según dijo, Solana se dedicó este viernes a ensalzar la personalidad de Abbas, a quien calificó como una "buena persona, honesto" y que "trabaja duro por su pueblo".

El presidente palestino "tiene la amistad de los países y los líderes de la UE", dijo Solana, que añadió que la UE continuará ayudando al pueblo palestino.

El jefe de la diplomacia europea rehusó pronunciarse sobre si la UE volverá a otorgar ayudas directas --congeladas desde la toma de posesión del Gobierno de Hamás--, pero afirmó que "la UE no va a abandonar al pueblo palestino, lo hemos dicho muchas veces y nunca les hemos dejado", tal y como, en su opinión, demuestra que el gasto comunitario en ayudas a los palestinos fuera en 2006 mayor que en 2005. Algo que "seguiremos haciendo en 2007".

RENUNCIA DE DAHLAN

Mientras, desde los territorios palestinos, una renuncia parece allanar el camino hacia la formación del Ejecutivo de unión nacional. El diputado del Consejo Legislativo Palestino Mohamed Dahlan, miembro del movimiento Al Fatá, rechazó hoy ocupar el puesto de viceprimer ministro en el nuevo Gobierno de unidad palestino con el objetivo de trabajar "con las masas". Dahlan no era visto con buenos ojos por Hamás para ocupar el puesto de viceprimer ministro reservado en el gabinete a Al Fatá.

En declaraciones a la televisión palestina, recogidas por la agencia Maan, reconoció que es un puesto importante, antes de confirmar que el presidente, Mahmud Abbas, le ofreció el puesto y él lo rechazó. "Trabajaré con el movimiento Al Fatá en el nivel de las masas y dedicaré toda mi experiencia a ayudar al movimiento Al Fatá", aseguró.

Según Dahlan, "el movimiento Al Fatá ha aprendido una lección de su derrota en las elecciones, recibió un mensaje del pueblo palestino que decía que debería haber un proceso de reforma en el movimiento y la asignación de nuevos líderes".

El diputado confirmó que Al Fatá apoyará al nuevo Gobierno de unidad y lo reforzará, haciendo todo lo que pueda para ayudar al levantamiento del embargo impuesto al pueblo palestino. Además, manifestó su esperanza en que los palestinos vean nuevas caras en el liderazgo de Al Fatá.

Dahlan también pidió a todas las facciones palestinas que participen en la reconstrucción del sistema político, y urgió a todas las partes a alcanzar un acuerdo para que puedan tener diferencias sin "salir a las calles y disparar". "Tenemos que ponermos de acuerdo a través de negociaciones y a través de reuniones con el primer ministro o la oficina del presidente", agregó.