Detenidas más de 60 personas en las protestas contra la ley de agentes extranjeros en Georgia

Protesta en la capital de Georgia contra la ley de agentes extranjeros
Protesta en la capital de Georgia contra la ley de agentes extranjeros - Europa Press/Contacto/Nicholas Muller
Publicado: miércoles, 1 mayo 2024 8:56

MADRID, 1 May. (EUROPA PRESS) -

Al menos 63 personas han sido detenidas en el marco de la manifestación convocada el martes por la tarde en Tiflis, capital de Georgia, contra la controvertida ley de agentes extranjeros, ha informado este miércoles el Ministerio del Interior.

Las autoridades han acusado a estas personas por vandalismo y desobediencia a la autoridad, según el viceministro del Interior, Alexander Darakhvelidze, que ha confirmado además que seis miembros de las fuerzas de seguridad fueron evacuados de la zona de la protesta con heridas graves.

Entre los heridos figura además el líder del opositor Movimiento Nacional Unido, Levan Khabeishvili, que ha compartido en redes sociales una imagen con daños visibles en el rostro. Según el viceministro, el diputado intentó saltarse el cordón policial y desobedeció las órdenes que dictaban los agentes

Darakhvelidze ha justificado en todo momento la intervención policial, alegando que la situación se había vuelto violenta. En este sentido, ha explicado que durante dos semanas la Policía se ha movilizado para garantizar el derecho de manifestación pero ha marcado como líneas rojas el inicio de ataques o el bloqueo de edificios públicos, informa la radio pública georgiana.

Las principales escenas de tensión se han registrado cuando las fuerzas policiales han cargado contra los manifestantes para despejar los alrededores del Parlamento con gases lacrimógenos y chorros de agua.

Los manifestantes protestan contra una ley impulsada por el partido gobernante, Sueño Georgiano, y que obligará a registrarse como "agentes de influencia extranjera" a todas aquellas organizaciones, medios de comunicación y entidades similares que reciban al menos un 20 por ciento de su financiación desde el exterior.

Para la oposición, el proyecto replica en Georgia un sistema que ya se utiliza en Rusia y que se ha convertido en herramienta de represión contra la disidencia, si bien el Gobierno justifica que se trata de una mera cuestión de transparencia, sin trasfondo político alguno.

Leer más acerca de: