Dimite un miembro de la junta militar que lidera Sudán desde el golpe de Estado contra Al Bashir

Sudán.- EEUU pide a Arabia Saudí que aguarde a una transición civil antes de dar ayuda a los militares sudaneses
REUTERS / UMIT BEKTAS
Publicado 23/05/2019 19:28:37CET

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El general Mustafá Mohamed Mustafá, miembro de la junta que lidera Sudán desde el golpe de Estado de abril que derrocó a Omar Hasán al Bashir, ha presentado este jueves su dimisión como miembro del organismo.

El Consejo Militar de Transición ha emitido un decreto nombrando a Yamaledín Omer Ibrahim miembro de la junta en sustitución de Mustafá, al tiempo que ha indicado que la dimisión se debe a motivos de salud, según ha informado la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

El portal local de noticias Sudan Tribune ha señalado que Mustafá era considerado cercano a los partidos islamistas del país. Desde el 12 de abril han dimitido seis militares islamistas integrados en la junta.

El 'número dos' de la junta militar de Sudán, Mohamed Hamdan Daglo, recalcó el miércoles que el Ejército quiere entregar cuanto antes el poder a un gobierno elegido democráticamente.

"Estamos cansados. Queremos entregar el poder hoy, no mañana", dijo Daglo, conocido como 'Hemeti', en una entrevista concedida al diario egipcio 'Al Ahram' y recogida por la agencia de noticias Reuters.

La junta lleva semanas en conversaciones con una coalición de organizaciones opositoras y manifestantes para acordar un camino que fije el proceso de transición en el país africano, que será de tres años.

"Los miembros del consejo militares no son políticos y estamos esperando a que se forme el Gobierno", manifestó Daglo, quien encabeza las temidas Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), acusadas de estar detrás de la muerte de manifestantes.

"UN CAMBIO REAL"

Durante la jornada del martes, 'Hemeti' destacó que "el cambio que ha tenido lugar en el país es un cambio real destinado a establecer los valores de libertad, paz, justicia y Estado de Derecho".

Según las informaciones facilitadas por SUNA, el 'número dos' de la junta aseguró además que los militares "no se están aferrando al poder" y expresó su deseo en que las conversaciones con la oposición lleguen a buen puerto.

Por último, destacó el papel del Ejército y las RSF en el "éxito" de la "revolución" en el país, al tiempo que hizo hincapié en la necesidad de abordar la mala situación económica que atraviesa el país.

La Asociación de Profesionales Sudaneses ha acusado a la junta de prolongar las conversaciones y ha tratado de aumentar la presión sobre el Consejo mediante la ampliación de las protestas.

Además, también ha responsabilizado al Consejo Militar de Transición de la violencia registrada a principios de mayo en el marco de las protestas en la capital, Jartum, que se saldó con la muerte de varios manifestantes.

En un gesto de apertura, la junta canceló el miércoles las restricciones sobre los sindicatos del país. Los derechos sindicales en el país son mínimos y no hay sindicatos independientes.

Contador

Para leer más