Los diputados de Kenia debaten la posibilidad de dar a las mujeres un tercio de los escaños del Parlamento

Publicado 21/11/2018 6:34:35CET

NAIROBI, 21 Nov. (Reuters/EP) -

Los parlamentarios de Kenia han debatido este martes un proyecto de ley que asignaría un tercio de todos los escaños en el Parlamento a las mujeres, por lo que los activistas se muestran optimistas a pesar de los fracasos anteriores.

Las mujeres ocupan el 23 por ciento de los escaños en las cámaras baja y alta del Parlamento de Kenia, según la Unión Interparlamentaria, que está a la par con el promedio mundial, pero más bajo que Ruanda, Etiopía y Burundi.

La Constitución de Kenia de 2010 establece que no más de dos tercios de los políticos elegidos o designados pueden ser del mismo género, pero no establece un mecanismo para alcanzar ese objetivo.

La nueva legislación propuesta por el diputado Aden Bare Duale prevé la creación de escaños especiales si las elecciones parlamentarias no logran el número necesario, con candidatas nominadas para ocuparlos.

"Queremos arreglar las injusticias históricas cometidas contra las mujeres en el pasado. Y para que hagamos eso, necesitamos empoderar a las mujeres de este país", ha señalado el representante del partido Jubilee en el acto cuando presentó el proyecto de ley en la asamblea nacional.

"Debemos darles el escaño de liderazgo. Las mujeres deben estar presentes en la mesa de toma de decisiones: en el ejecutivo, en el poder judicial y en el sector privado", ha aseverado.

La economía de Kenia ha crecido un promedio de un 5 por ciento anual durante la última década, pero los beneficios no se han compartido por igual y las mujeres y las niñas siguen siendo desfavorecidas social, económica y políticamente.

Las mujeres representan solo un tercio de los 2,5 millones de empleados en el sector formal, según la Oficina Nacional de Estadísticas en Kenia. Mientras las mujeres forman el 80 por ciento de la mano de obra agrícola en Kenia, poseen tan solo el 1 por ciento de las tierras agrícolas.

Desde 2012, los grupos de derechos de las mujeres en Kenia han luchado para que se apruebe una legislación y, a pesar de que el Tribunal Supremo le ha ordenado al Parlamento que promulgue una ley, los anteriores intentos han fracasado en gran parte por los problemas de quórum.

El proyecto cuenta con el apoyo tanto del presidente, Uhuru Kenyatta, como del líder opositor, Raila Odinga, y sus partidarios aseguran que confían en que se aprobará.

Los críticos señalan que la creación de escaños parlamentarios adicionales costaría a los contribuyentes kenianos millones de dólares en salarios adicionales.

Otros han cuestionado cómo se realizarían las nominaciones de las candidatos, sugiriendo que las esposas, novias y amantes de los políticos recibirían escaños por poder.

Willberforce Oundo, del opositor Movimiento Democrático Naranja, ha afirmado que sería "extremadamente difícil confiar en el proceso de nominación". Se espera que el debate continúe este miércoles.

Para leer más