Actualizado 03/06/2007 08:52 CET

EEUU.- Bill Clinton y George H.W. Bush, premiados por su ayuda en los desastres

CINCINNATI (ESTADOS UNIDOS), 3 Jun. (EP/AP) -

Los ex presidentes estadounidenses Bill Clinton y George H.W. Bush fueron premiados anoche con el premio Director Internacional de la Libertad en reconocimiento a su labor para ayudar a paliar las consecuencias de los desastres durante sus mandatos. Clinton quiso subrayar durante su discurso que la clave para superar los principales problemas mundiales es dejar de lado las diferencias.

"Lo más importante de todo; más importante que cualquier postura concreta sobre el cambio climático, el terrorismo o cualquier otra cosa, es si somos capaces de aguantar con la absoluta convicción de que no importa lo grandes que sean nuestras diferencias, nuestra humanidad importa aún más", afirmó Clinton durante su discurso.

El premio fue otorgado durante una cena para recaudar fondos de Ferrocarril Nacional Subterráneo y Centro Libertad, una organización secreta que ayudaba a los esclavos a llegar a los estados del norte, no esclavistas, durante el siglo XIX.

Clinton, un demócrata, y Bush, un republicano que no logró la reelección precisamente ante Clinton, se unieron para recaudar más de 1.000 millones de dólares (740 millones de euros) para las víctimas del tsunami que arrasó el sureste asiático y las del huracán Katrina, que devastó el sureste de Estados Unidos.

Clinton recordó que los esfuerzos en pro de la ayuda de los antiguos adversarios políticos lograron una respuesta positiva en todo Estados Unidos. "Creo que, en parte, porque fue una afirmación de nuestra unidad como estadounidenses y de nuestra humanidad común", afirmó.

Bush, por su parte, no acudió al acto, pero se dirigió a los asistentes mediante una grabación de vídeo presentada por el jefe de presupuesto de la Casa Blanca, Rob Portman. Bush aceptó agradecido el premio en nombre de los millones de personas que contribuyeron con aportaciones económicas, con su tiempo o trabajo a las ayudas. "También dieron algo sin lo que el mundo simplemente no podría funcionar: la bondad de sus corazones", dijo.

Clinton y Bush recibieron el premio Director Internacional de la Libertad, un galardón otorgado a los grandes promotores de las contribuciones a la libertad y los Derechos Humanos en el mundo. Entre los galardonados de los años anteriores están el activista Desmond Tutu o la defensora de los derechos civiles Rosa Parks.

Unas mil personas acudieron a la cena, celebrada en el centro de convenciones del centro de la ciudad de Cincinnati. El evento recaudó más de un millón de dólares (740.000 euros).