Actualizado 13/08/2007 21:10 CET

EEUU/Líbano.- EEUU incluye a Al Fatá al Islam en su listado de organizaciones terroristas

WASHINGTON, 13 Ago. (EP/AP) -

El Gobierno del presidente estadounidense, George W. Bush, ha incluido en su listado de organizaciones terroristas internacionales a Al Fatá al Islam, la milicia islamista que se enfrentó al Ejército libanés en el campamento de refugiados palestinos de Nahr el Bared, según informa hoy en un comunicado el Departamento de Estado. El grupo, inspirado en la ideología de Al Qaeda, tiene presuntamente vínculos con Siria.

El comunicado ubica a la milicia islamista en el ámbito de los grupos "terroristas globales especialmente designados" mediante un decreto. "Estados Unidos condena la violencia reciente registrada en el campamento de refugiados palestinos de Nahr el Bared, responsabilidad de Fatá al Islam, y apoya al Gobierno de Líbano y a sus fuerzas de seguridad en sus esfuerzos para promover la estabilidad y la aplicación de la ley en el país. Este grupo terrorista amenaza la seguridad y la seguridad del pueblo libanés y de la región", explica el comunicado.

La inclusión de Al Fatá al Islam en la lista supone la imposición de restricciones financieras y al desplazamiento sobre los miembros del grupo, informaron fuentes oficiales bajo condición de anonimato.

El comunicado informa de que la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, firmó el decreto el pasado viernes y que las sanciones comenzaron a tener efecto en el momento de esta firma.

También implica la congelación de las cuentas bancarias del grupo en Estados Unidos y sus jurisdicciones y prohíbe a sus miembros entrar en suelo estadounidenses. Los ciudadanos estadounidenses o sujetos a las leyes estadounidenses tampoco podrán dar "apoyo material o recursos" a Al Fatá al Islam.

Esta medida se enmarca en la nueva iniciativa de la administración Bush para distanciar a Líbano de la influencia siria. Mientras, el Ejército libanés ataca los últimos reductos de la milicia en Nahr el Bared. En total, durante los combates iniciados en mayo han muerto al menos 136 personas.